Quiero Oír, el blog de la salud auditiva

Una iniciativa de Danavox

¿Qué es la presbiacusia?

La presbiacusia es la pérdida de la capacidad auditiva debido al envejecimiento de las células ciliadas del oído interno, que se degeneran y mueren a medida que la persona se hace mayor.

Los primeros indicios de presbiacusia empiezan a aparecer a partir de los 60 años, por lo que suelen confundirse con achaques propios de la vejez y se les resta importancia. Este desconocimiento de los síntomas de la enfermedad propicia que los pacientes no acudan a la consulta del especialista para recibir el tratamiento correspondiente.

Los síntomas más frecuentes son:

  • Percepción del habla de otros como un murmullo.
  • Dificultad para distinguir los sonidos de frecuencias altas como la ‘s’ o la ‘f’.
  • Peor reconocimiento de la voz femenina sobre la masculina.
  • Dificultad para entender una conversación con ruido de fondo.
  • Escuchar zumbidos o pitidos en los oídos.

Es importante acudir a un especialista

Es recomendable acudir a la consulta de un especialista en audición y hacerse una revisión del oído para descartar cualquier trastorno del mismo si se experimenta alguno de estos síntomas.

La exposición continua a fuertes ruidos y los factores hereditarios, así como el envejecimiento, pueden ser causas de presbiacusia. Además, ciertas anormalidades, como la reducción de la función del tímpano o de los huesos del oído interno, pueden originar esta enfermedad.

La pérdida de audición asociada a la edad no tiene cura, sin embargo, existen algunos tratamientos para afrontarla. Uno de ellos es el uso de un dispositivo de escucha asistida o audífono, que permite mejorar el funcionamiento del oído. También, los programas de entrenamiento auditivo son útiles para el paciente con presbiacusia porque le ayudan a reconocer los estímulos y sonidos con más facilidad.

Tratamiento de la presbiacusia

La asignación de un tratamiento adecuado para este trastorno es fundamental porque evita que el afectado desarrolle otras patologías, en su mayoría psicológicas, como depresión, ansiedad o deterioro de su capacidad cognitiva, que pueden afectar a la calidad de vida del paciente.

En resumen, la presbiacusia:

  1. Se produce por el envejecimiento de las células ciliadas del oído interno.
  2. Los primeros indicios de presbiacusia empiezan a aparecer a partir de los 60 años.
  3. La pérdida de audición asociada a la edad no tiene cura.
  4. Existen tratamientos para mitigar la pérdida de audición: audífonos o entrenamientos auditivos.
  5. Puede estar producida por la exposición continua a fuertes ruidos, factores hereditarios o el envejecimiento.