El oído de nadador es más común entre adolescentes

El oído de nadador es más común entre adolescentes

El oído de nadador u otitis externa es una inflamación del conducto auditivo externo que se deriva de una irritación o infección de la parte externa del oído, y que puede ser aguda o crónica. Esta infección se produce por el contacto con aguas poco limpias o contaminadas, y se dan más casos en adultos jóvenes y adolescentes.

 

Los síntomas que se pueden observar van desde la secreción en tonos verdes o amarillentos hasta el dolor del oído, la hipoacusia y el picazón en el conducto auditivo externo. Para evitar la otitis externa, se recomienda no rascar los oídos ni insertar ningún objeto, así como mantener el conducto auditivo seco, usar tapones si realiza natación y por supuesto evitar las aguas poco higiénicas.

 

Al menor síntoma de posible infección, hay que acudir al especialista para evitar un empeoramiento, ya que la aplicación del tratamiento apropiado a tiempo mejora notablemente la otitis externa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *