El audioprotesista 2.0 necesita una estrategia en redes sociales

El audioprotesista 2.0 necesita una estrategia en redes sociales

El audioprotesista 2.0 necesita una estrategia en redes sociales
¿Qué te ha parecido?

El audioprotesista ha ido ganando terreno en la Red mediante el uso de Facebook o Twitter, pero todavía alguno no consiguen aprovechar esa presencia al carecer de una estrategia de comunicación 2.0 definida. Esto repercute de manera negativa en su reputación profesional off y on line y les impide aprovechar las oportunidades de la salud 2.0 para expandir su clientela.

Cada vez son más los profesionales de la salud que utilizan las redes sociales para comunicarse con sus pacientes y acceder o compartir contenidos con otros compañeros de forma rápida y directa. Por eso, el audioprotesista se está acercando al entorno 2.0 para poder diferenciarse del resto y ofrecer valor añadido. Para ello es recomendable gestionar sus perfiles en las diferentes redes sociales siguiendo unas pautas:

  1. Separar su perfil profesional del personal. Un paso imprescindible si se desea construir una buena reputación on line ya que otorga más seriedad y confianza al trabajo del experto en los entornos 2.0. Las opiniones del audioprotesista no deben tener un carácter personal puesto que una mala interpretación podría afectar a su imagen. Lo idóneo es ceñirse a temas audiológicos, consultas de pacientes e investigaciones.
  2. Establecer un público objetivo. Es decir, tener claro a quién se quiere llegar y por qué. Asimismo, es importante determinar el estilo y tono de la comunicación a la hora de dirigirse a los seguidores. El audioprotesista tiene que, por un lado, fidelizar a sus pacientes actuales respondiendo a consultas, dando consejos y recomendaciones sobre cómo sacar el máximo provecho a los audífonos. Con la presencia en redes sociales y el seguimiento online del paciente, está ofreciendo valor añadido a su consulta presencial lo que le permitirá al mismo tiempo dirigirse a potenciales clientes ya que éstos valoran de manera positiva a los profesionales de la salud presentes en la Red.
  3. Compartir contenidos de interés para pacientes como noticias sobre la audición, recomendaciones para prevenir diferentes patologías, consejos sobre el uso y mantenimiento de los audífonos, etc. que le permitan convertirse en un referente que ofrece información acreditada relacionada con la audición.
  4. Contestar las dudas del paciente. Las preguntas nunca deben ser ignoradas, pues sería igual que cerrar la puerta del centro auditivo a un posible cliente. La interacción en las redes sociales también aporta un valor añadido al centro auditivo.
  5. Interactuar con otros profesionales. Siempre es aconsejable mantener una relación activa con la comunidad de la salud 2.0, y compartir avances médicos o estudios científicos, sobre todo con aquellos líderes de opinión y referentes en el ámbito de la audiología.
  6. Publicar de forma periódica. El éxito en la gestión de un perfil de Facebook o Twitter no está relacionado con una elevada actividad durante periodos puntuales. La clave está en la constancia y en la dotación de contenido propio, útil y atractivo, como las imágenes o videotutoriales.
  7. Adquirir la formación necesaria. El audioprotesista 2.0 debe adquirir los conocimientos necesarios para gestionar sus perfiles en las redes sociales a través de cursos, talleres, guías o consejos de profesionales en comunicación de salud.
  8. Monitorizar el impacto: El audioprotesista que esté presente y activo en redes sociales deberá medir el impacto que tienen sus publicaciones e interacciones a través de las opiniones y los comentarios que realicen sus pacientes sobre él y su repercusión en consulta para así poder seguir la evolución de su reputación on line.

Todas las acciones llevadas a cabo por el audioprotesista en las redes sociales deberán basarse en la estrategia 2.0 marcada por cada uno de los puntos citados. Sin embargo, éstas nunca podrán sustituir a la consulta presencial y, mucho menos, hacer las veces de soporte para la prescripción de algún tipo de tratamiento audiológico.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *