¿Qué tratamientos existen para el tinnitus?

¿Qué tratamientos existen para el tinnitus?

tinnitus

Existen personas que nunca han oído el silencio. Padecen lo que se denomina acúfenos o tinnitus, que son la percepción de zumbidos o sonidos en el interior de los oídos pero que estos no se emiten de forma real, es decir, no existe una fuente sonora externa. En España, esta afección la padecen el 7,6% de la población, según la Organización Mundial de la Salud. No se trata de una enfermedad como tal, sino que es un síntoma que puede indicar cualquier problema en el sistema auditivo, como infecciones en el oído, cuerpos extraños, hipoacusia por fuertes ruidos o enfermedad de Menière, entre otros.

Estos sonidos pueden variar en intensidad pero, en cualquier caso, resultan muy molestos debido a los problemas psicológicos que conllevan, como episodios de estrés, dificultad a la hora de conciliar el sueño o incapacidad de concentrarse, entre otros. Existen varios tratamientos que pueden ayudar, a la persona que padece este problema, a sobrellevarlo mejor, con el fin de que los acúfenos sean menos molestos.

Uno de ellos es el uso de aparatos auditivos de amplificación o audífonos, con los que se puede reducir algunos casos de tinnitus. Con ellos, el paciente logrará oír mejor, por lo que notará menos los acúfenos al controlar los niveles de sonido externo. Además, las personas que recurren a este tratamiento notan mejoría en cuanto a su salud física y psicológica, así como en su calidad de vida, según varios estudios.

Por otro lado, existen los llamados generadores de ruido blanco o sonido –que pueden acoplarse a los audífonos– y que se modulan por frecuencias. Estos consiguen enmascarar y desviar la atención de los acúfenos, haciendo que el paciente no sea consciente de su presencia. Así, el tinnitus pasa a un segundo plano con la ayuda de otros sonidos más agradables, como los de la naturaleza.

La terapia psicológica también puede ayudar a que el tinnitus no esté tan presente en aquellas personas que lo sufren. Esta consiste en la enseñanza de técnicas para afrontar los síntomas y aprender a convivir con estos zumbidos. Otra terapia es la biorretroalimentación que, a través de la relajación, se enseña a controlar la reacción psicológica al estrés, un estado que empeora los acúfenos. En definitiva, en caso de sufrir este problema auditivo, lo mejor es acudir al audioprotesista, quien decidirá el mejor tratamiento según el grado de tinnitus que se padezca.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *