El 10% de los casos de sarampión pueden derivar en una infección de oído

El 10% de los casos de sarampión pueden derivar en una infección de oído

El 10 por ciento de los pacientes que han sufrido sarampión puede desarrollar infecciones de oído, según datos del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos. Las infecciones de oído, que no son tratadas a tiempo, pueden derivar en diversos trastornos auditivos como la perdida de audición o hipoacusia.

La pérdida de audición surge como consecuencia de los daños que, algunos síntomas del sarampión, pueden provocar en  los nervios del cerebro debido a una encefalitis, que es una condición que produce una inflamación cerebral.  Sin embargo, en comparación con la rubeola, otro tipo de infección viral, el sarampión no causa una sordera congénita.

El sarampión puede resultar muy grave a cualquier edad, pero los grupos más propensos a sufrirlo son los niños menores de 5 años y las personas mayores de 20. Los niños también son que más riesgo corren de contraer infecciones en el oído en verano porque, además de pasar más tiempo en el agua, sus canales auditivos son cortos, facilitando el acceso de agentes infecciosos.

Los síntomas más comunes del sarampión incluyen un sarpullido creciente en la cara y el cuello, fiebre alta, secreción nasal y la aparición de puntitos blancos en la lengua.  Esta enfermedad puede prevenirse mediante la vacunación. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda vacunar de forma rutinaria contra el sarampión a todos los niños. Vacunarse contra el sarampión es vital para evitar las enfermedades asociadas a esta infección, entre las que se incluye la pérdida auditiva.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *