Los niveles de ruido más frecuentes en la vida cotidiana

Los niveles de ruido más frecuentes en la vida cotidiana

La exposición a fuertes ruidos de forma continuada puede ocasionar la aparición de problemas auditivos, como la hipoacusia, pues afecta a las células ciliadas del oído interno que son las responsables de la audición. Por ello es importante tomar una serie de medidas preventivas y evitar la exposición a los ruidos más frecuentes del día a día.

El Servicio Nacional de Salud (NHS) de Reino Unido proporciona una lista de los ruidos, presentes en la vida cotidiana, según sus decibelios (dB):

[one_half]

  • Conversación: 60-65 dB
  • Tráfico de la calle: 75-85 dB
  • Cortadora de césped: 85 dB
  • Carretilla elevadora: 90 dB
  • Taladro de mano: 98 dB
  • Camiones pesados: 95-100 dB

[/one_half]

[one_half]

  • Motos: 100 dB
  • Discoteca/ claxon: 110 dB
  • Reproductor MP3 con volumen alto: 112 dB
  • Motosierra: 115-120 dB
  • Concierto de rock/ sirena de ambulancia: 120 dB
  • Radio del coche en la autopista: 125 dB

[/one_half]

Ruido del trafico

Consejos para una escucha segura

La exposición continua a un ruido superior a 85 dB puede causar pérdida de audición a largo plazo, aunque no se manifiesten síntomas inmediatos como el dolor de oído. Una forma sencilla de identificar si el nivel de ruido puede afectar a la capacidad auditiva es fijarse si no se puede mantener una conversación con alguien a dos metros de distancia sin gritar. También pueden servir los siguientes 10 consejos para una escucha segura:

  1. Utilizar tapones para los oídos.
  2. Bajar el volumen de dispositivos de reproducción de música, sobre todo si se utilizan auriculares, y no subir el volumen para evitar el ruido de fondo.
  3. Utiliza la función volumen inteligente de los reproductores multimedia.
  4. Usar auriculares con cancelación de ruido (tipo orejeras). Permiten bloquear el ruido de fondo y que se tenga un volumen adecuado.
  5. Realizar descansos cuando se escucha músicas con auriculares.
  6. Uso de tapones para los oídos para escuchar música en vivo, pues pueden reducir entre 15 y 35 decibelios el nivel de ruido.
  7. Si en el trabajo se está expuesto a un alto nivel de ruido, hay que avisar a RRHH y solicitar protección.
  8. Usar los tapones de los oídos para el uso de máquinas como taladros, sierras o pulidoras.
  9. No escuchar música demasiado alta durante mucho tiempo mientras se viaja en coche.
  10. Dar descanso a los oídos. Según Deafness Research UK se necesitan al menos 16 horas de descanso después de unas dos horas de sonido a 100 dB. Si no dejamos ese tiempo de recuperación a los oídos aumenta el riesgo de sordera permanente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *