Los problemas auditivos se asocian con un mayor riesgo de lesiones accidentales

Los problemas auditivos se asocian con un mayor riesgo de lesiones accidentales

Los problemas auditivos se asocian con un mayor riesgo de lesiones accidentales
¿Qué te ha parecido?

 

Las personas con pérdida de audición tienen más riesgo de sufrir algún tipo de lesión accidental. Así lo asegura un estudio publicado en JAMA Otolaryngology, en el que han participado ciudadanos estadounidenses. De los 6,6 millones de encuestados que experimentaron accidentes involuntarios entre 2007 y 2015, aproximadamente uno de cada seis confesó una disminución de su capacidad auditiva. Es más, las personas con muchos problemas auditivos tenían el doble de probabilidades de sufrir una lesión accidental.

Los investigadores analizaron las respuestas de la encuesta National Health Interview Survey realizada a 232,2 millones de personas mayores de 18 años, quienes contestaron a preguntas relacionadas con su audición y las lesiones accidentales. La prevalencia de accidentes involuntarios se analizó en función de las características demográficas y el estado de audición, el cual se clasificó como “excelente”, “bueno”, “un pequeño problema”, “un problema moderado”, “muy problemático” y “pérdida auditiva total”.

En comparación con los adultos con un umbral de audición normal, las personas con algún problema auditivo leve tenían un 4,1% más de probabilidades de sufrir un accidente involuntario, aquellos con pérdidas de audición moderadas un 4,2% y quienes tenían muchos problemas auditivos, un 4,8% más.

Otra de las variables de resultado fue la asociación del estado auditivo con el tipo de lesión, relacionando estos con la conducción, el trabajo y el ocio o el deporte. De esta forma, los accidentes relacionados con el entorno laboral y el tiempo libre fueron los más frecuentes entre los encuestados que tenían dificultades auditivas.

En definitiva, es importante distinguir bien cualquier sonido, como un aviso de atención, el claxon de un coche o el ruido de la olla a presión. Si todos estos sonidos se escuchan de forma correcta, se podrían evitar ciertos accidentes, ya sean domésticos, laborales o de tráfico. Por ello, es conveniente acudir, al menor síntoma, a un especialista, para evaluar cada caso y, en caso de existir pérdida auditiva, elegir la mejor solución.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *