Los niños con pérdida de audición súbita tienen peores tasas de recuperación que los adolescentes

Los niños con pérdida de audición súbita tienen peores tasas de recuperación que los adolescentes

Los adolescentes con pérdida auditiva neurosensorial súbita (SSNHL, por sus siglas en inglés) tienen más posibilidades de tener índices altos de recuperación que los niños más pequeños. Así lo asegura un estudio elaborado por investigadores surcoreanos y publicado en la revista Auris Nasus Larynx. En este análisis han participado un total de 67 pacientes pediátricos que habían sido diagnosticados con esta patología.

Los investigadores dividieron a todos los participantes en dos grupos en relación a sus edades, uno de niños de entre 4 y 12 años, y otro de adolescentes, entre los 12 y los 19 años. Todos ellos se sometieron a un tratamiento con esteroides sistémicos durante 14 días, así como se les realizó una evaluación audiológica antes y después de dicho tratamiento. Asimismo, la recuperación auditiva se determinó como “recuperación parcial” y “recuperación completa”.

El objetivo era evaluar sus características clínicas, los resultados de las terapias y los factores pronósticos. Tras realizar una revisión retrospectiva de los registros médicos, el estudio concluyó que él índice de recuperación de la audición en total para los 67 pacientes fue de un 55,2%, siendo en un 35,8% la completa y un 19,4% la recuperación parcial.

Sin embargo, los participantes del grupo de los niños alcanzaron una tasa de recuperación completa de un 22,7%, en comparación con la de los adolescentes, que fue de casi el doble, un 42,2%. Los datos de recuperación parcial fueron, en el caso de los más pequeños, de un 13,6%, a diferencia del 22,2% que consiguieron los jóvenes más mayores. En términos globales, el índice de recuperación de la audición fue del 36,3% en los niños y del 64,4% en los adolescentes.

Así, el estudio concluyó que los niños tienen peores resultados de tratamiento que los adolescentes y, por tanto, más probabilidad de tener bajas tasas de recuperación completa o parcial. Por ello, lo más importante es que la pérdida de audición neurosensorial súbita se trate de forma inmediata, con el fin de tener más posibilidades de recuperación y evitar que empeore el problema auditivo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *