Enfermedad de Ménière ¿Qué es y cómo prevenirla?

Enfermedad de Ménière ¿Qué es y cómo prevenirla?

La enfermedad o síndrome de Ménière es uno de los problemas más comunes en lo que a los oídos se refiere. Consiste en un trastorno del oído interno que causa fuertes mareos, un timbre o sonido continuo en el oído, pérdida de audición y una presión que puede causar dolor en el oído. En la mayoría de los casos, esta enfermedad afecta únicamente a uno de los oídos.

Puede presentarse a cualquier edad, pero es más común en las personas entre 40 y 60 años. Es considerada como una enfermedad crónica, pero existen distintos métodos para aliviar sus síntomas y reducir el impacto.

Se desconoce la causa de la enfermedad de Ménière, aunque si que se sabe cual es la razón que provoca los síntomas de este trastorno. Estos son el resultado de la acumulación de líquido en una porción del oído interno conocida como laberinto, el cual contiene los órganos encargados del equilibrio y la cóclea.

El laberinto, a su vez, se divide en dos partes, una ósea y otra membranosa. Esta última esta llena de líquido endolinfático, una acumulación excesiva de este líquido en el laberinto provoca una interferencia entre las señales del equilibrio y audición que van del oído interno al cerebro. Y esto provoca los episodios recurrentes de vértigo, la pérdida de audición y los demás síntomas.

Síntomas de la enfermedad de Ménière

    • Vértigo

De todos los síntomas presentes en este trastorno es el más común. El problema que presenta es que, se trata de unos episodios de vértigo que aparecen en cualquier momento y que pueden durar entre 20 minutos y algunas horas. Lo cual provoca la sensación de estar girando sin control y en los casos más intensos puede provocar náuseas.

    • Pérdida de audición

Se trata de un problema temporal sobre todo al principio de la enfermedad de Ménière. Aunque a largo plazo suele generar algo de pérdida auditiva permanente.

    • Congestión auditiva

Provoca una sensación de que el oído está lleno y se genera mucha presión, resultando en una sensación muy incomoda y dolorosa.

    • Tinnitus

También conocido como acúfenos, consisten en la sensación de escuchar pitidos o zumbidos de forma permanente en los oídos. Estos pitidos, además se originan directamente en el oído y no en el ambiente.

El tratamiento para esta enfermedad es sintomático, ya que no existe una cura definitiva para esta dolencia, pero hay una serie de consejos que son muy recomendables sobre todo en el ámbito de la alimentación.

Reducir la sal en la dieta ayuda al cuerpo a retener menos líquidos, lo que contribuye a disminuir también el líquido y la presión en el oído interno.También es recomendable el uso de diuréticos que ayudan a las personas a controlar los mareos o reducir el consumo de chocolate, alcohol o cafeína que empeora los síntomas de este trastorno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *