La edad, un factor diferencial para percibir el sonido

La edad, un factor diferencial para percibir el sonido

Con el paso de los años, el cerebro se vuelve más sensible a los ruidos lo que podría explicar los problemas de pérdida de audición de algunas personas mayores. Esta es una de las principales conclusiones de un estudio canadiense que ha comparado la respuesta de cientos de jóvenes y ancianos.

En concreto, los investigadores analizaron el comportamiento de la corteza auditiva de los participantes, con edades comprendidas entre los 20 y los 60 años, y descubrieron que, en función de la edad, había una percepción del sonido diferente ante estímulos sonoros tanto fuertes como suaves.

«Hemos demostrado que los individuos más jóvenes y los mayores que tienen una audición clínicamente normal, y observamos que la capacidad del cerebro para ajustar la sensibilidad a los niveles de sonido se ve afectada por el envejecimiento«, señala Björn Herrmann, autor principal del estudio.

Además, otra de las conclusiones del estudio señala que en muchas ocasiones las personas mayores no se adaptan tan bien a los sonidos de su entorno.  «Cuando el ambiente sonoro es alto, la actividad cerebral en adultos más jóvenes pierde sensibilidad a los sonidos realmente silenciosos porque no son tan importantes, mientras que las personas mayores siguen siendo sensibles a estos sonidos relativamente tranquilos, aunque no son importantes en ese momento», detalla Herrmann.

Así, este estudio detalla que esta sensibilidad excesiva a los sonidos en personas mayores es una de las razones principales por las que pueden percibir ruidos que les distraigan de forma molesta.  “Es una propiedad fundamental del sistema auditivo poder ajustarse realmente rápido a cualquier entorno en el que se encuentre una persona. Si ya no puede hacer eso, entonces en cada situación su sistema auditivo puede estar un poco disfuncional”, explica Herrmann quien asegura que en estas situaciones las personas mayores pueden sentirse abrumados por los sonidos o percibirlos como demasiado intensos.

Si usted percibe que tiene una menor capacidad auditiva, lo más adecuado es que acuda un profesional sanitario que diagnostique de forma correcta las causas que originan este déficit para poder indicar el tratamiento más adecuado lo antes posible y poner fin así sus problemas de audición.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *