Fatiga auditiva: ¿qué es y como nos afecta?

Fatiga auditiva: ¿qué es y como nos afecta?

¿Te suena el término fatiga auditiva? Vivimos en una sociedad inmersa de ruido. No somos verdaderamente conscientes de como la exposición prolongada y continuada de nuestros oídos a altos niveles de ruido, puede conllevar en una pérdida de audición temporal. A esa pérdida auditiva, se le denomina fatiga auditiva.

¿Qué es la fatiga auditiva?

La fatiga auditiva consiste en un descenso del umbral auditivo provocado por la exposición prolongada al ruido intenso. En otras palabras, se trata de una pérdida auditiva temporal causada por la exposición a niveles elevados de ruido.

La fatiga auditiva no es permanente. La audición normal se recupera entre 2 y 16 horas después de la exposición al ruido. Si la exposición al ruido persiste en el tiempo, puede derivar en un daño irreversible en las células sensoriales del oído interno.

¿Cuáles son los síntomas de la fatiga auditiva?

La fatiga auditiva se caracteriza por dos síntomas específicos:

  • Pérdida de audición. La persona siente una disminución transitoria de la audición.
  • Pitidos en el oído (acúfenos). El tinnitus o acúfeno son síntomas relacionados con el sistema auditivo. Esta caracterizado por la percepción de zumbidos o silbidos en nuestro oído, sin que exista una fuente externa de sonido. Estos ruidos ficticios pueden causar irritabilidad, falta de atención, problemas para dormir y trastornos del estado de ánimo.

Causas de la fatiga auditiva

La principal causa de fatiga auditiva es la sobreexposición a ruidos intensos. Hoy en día, hemos incorporado como parte de nuestra vida diaria la existencia de ruidos externos y su ausencia nos parece algo inusual.

Ruidos procedentes de las zonas urbanas como lo son los generados por la industria y del tráfico, o ruidos introducidos por ciertos hábitos como escuchar música muy elevada o el ruido ambiental de discotecas y bares. Todas estas acciones afectan a nuestro sistema auditivo, y pueden conllevar en un grave riesgo de pérdida auditiva irreversible.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido que 1.100 millones de jóvenes corren el riesgo de perder la audición debido a la exposición a ruidos nocivos para la salud auditiva.

Además, las ultimas estadísticas realizadas sobre salud auditiva muestran que la perdida auditiva se asocia cada vez más a edades más tempranas. En un estudio de la Revista Pediatrics calcularon que el 17% de adolescentes entre los 12 y 19 años de edad, tenían características de perdida de audición inducida por el ruido en sus pruebas de audición.

 Prevención de la fatiga auditiva

Para evitar posibles daños en los oídos, es mejor prevenirlos. Desde Quierooir hemos realizado un listado de recomendaciones para prevenir la fatiga auditiva:

  • Si la persona debe estar expuesta a fuentes de ruido externas muy altas por motivos laborales, se recomienda el uso de protectores auditivos. Esto nos ayudará en reducir en mayor medida la intensidad de los ruidos externos.
  • Evitar la exposición prolongada a ruidos excesivos, en la manera de lo posible.
  • Limitación del tiempo de utilización de los auriculares. No poner el volumen muy elevado y hacer pausas entre medias para descansar nuestros oídos.
  • El volumen del sonido de los aparatos reproductores no puede exceder el 60% del volumen máximo.
  • Evitar la cercanía a los altavoces en lugares de ocio como discotecas, bares, conciertos o cualquier otro tipo de evento social.

En definitiva, es importante prestar atención a los cambios auditivos. La detección e intervención tempranas son esenciales para minimizar el impacto de la pérdida auditiva. Una buena salud auditiva es una buena calidad de vida.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *