La falta de concienciación es el principal problema para detectar las deficiencias auditivas en niños

La falta de concienciación es el principal problema para detectar las deficiencias auditivas en niños

La falta de concienciación es el principal problema para detectar las deficiencias auditivas en niños
4.7 (93.33%) 3 votos

La detección temprana de los problemas auditivos, especialmente en niños, es un factor fundamental para tomar medidas y solucionar esas deficiencias. Sin embargo, un 46% de los padres no es capaz de diferenciar las dificultades de audición que muestran sus hijos por una falta de concienciación, según alerta una reciente encuesta elaborada por Asociación Estadounidense del Habla, Lenguaje y Audición (ASHA).

El trabajo, en el que se han entrevistado a más de mil audiólogos y logopedas, detalla que los padres no prestan suficiente atención a los problemas auditivos, lo que produce una tardanza importante para tomar las medidas adecuadas y dificulta el diagnóstico precoz.

Los expertos recuerdan que los trastornos de audición y lenguaje son unas de las discapacidades infantiles más comunes y son altamente tratables en la mayoría de los casos. “Sin embargo, incluso con toda la información disponible para los padres de hoy, nuestros miembros informan que todavía están atendiendo a niños mucho más tarde de lo que es óptimo para lograr el mejor resultado”, detalla Elise Davis-McFarland, presidenta de ASHA.

Para mejorar la detección precoz es fundamental escuchar con atención el lenguaje de los niños, ya que es la forma principal de  aprendizaje y el sistema en el que establecen las bases para la adquisición del conocimiento. Por ello es vital, identificar los problemas auditivos e intervenir de manera temprana, si es posible, antes de los tres años.

En este sentido, más de la mitad de audiólogos dicen que los progenitores no son conscientes de que la detección de los trastornos auditivos y de comunicación tempranos reduce el coste del tratamiento y requiere un menor tiempo para solucionarlos.

Además, la encuesta establece que solo el 20% de los padres toma las medidas adecuadas en el momento de la primera identificación de problemas auditivos mientras que el resto espera más de seis meses para actuar convenientemente.  Unos datos preocupantes pero que han ido mejorando en los últimos cinco años debido a la concienciación pública.

Los expertos recuerdan que no hay que perder el tiempo y que hay que solucionar las dudas sobre los posibles trastornos que puedan presentar los niños. Muchos de estos problemas se pueden revertir o incluso prevenir si se trata temprano, especialmente en los dos primeros años de vida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *