¿Cómo cuidar el oído de problemas derivados por el frío?

¿Cómo cuidar el oído de problemas derivados por el frío?

¿Cómo cuidar el oído de problemas derivados por el frío?
¿Qué te ha parecido?

Cuando hablamos de cuidar de la salud de los oídos se suele pensar en protegerlos de los ruidos fuertes y nocivos, pero durante el otoño y el invierno se une otro factor de riesgo: el frío. Durante estas épocas del año los virus y bacterias están más presentes en el ambiente debido a viento y a las bajas temperaturas, por lo que es más fácil enfermar de gripe o catarro, entre otras patologías. Una que afecta de lleno a los oídos es la otitis, muy común durante la infancia, que puede verse agravada si se padece gripe o resfriado.

Para evitar que el frío repercuta en la salud auditiva, es recomendable seguir estos consejos:

  • Proteger los oídos con gorros y orejeras: el frío por sí mismo no es perjudicial, el problema radica en que las corrientes transportan muchos gérmenes. Al tapar los oídos con prendas de abrigo se evita que bacterias y virus penetren en el interior y generen infecciones como la otitis.
  • Limpiarlos de la forma correcta: la higiene de los oídos es importante para evitar que se formen tapones de cera y se genere un foco de infección. Para ello, es importante resaltar que no se deben utilizar los tradicionales bastoncillos. Con ellos se corre más riesgo de empujar la cera al fondo agravando el problema. Es más saludable limpiarlos solo con agua para ayudar en la expulsión de los gérmenes.
  • Tener el sistema inmune en buen estado: las defensas del organismo son las encargadas de ‘combatir’ contra las infecciones, y un aspecto importante para que el sistema defensivo este en niveles óptimos es la dieta. Seguir una alimentación saludable y nutritiva es clave para poder hacer frente a las amenazas externas como sostienen este estudio publicado en The Journal of Nutrition, donde revelan la influencia de la dieta mediterránea (una de las más saludables) sobre la salud auditiva. Así mismo, otro estudio reciente señala que los déficits nutricionales en la infancia pueden provocar más riesgo de sufrir pérdida auditiva temprana.

Los resfriados y cómo afectan al oído

La otitis es la inflamación del oído medio provocada por una infección vírica o bacteriana. Como se ha mencionado, el catarro y la gripe son comunes en esta época, y es posible que además de a las vías respiratorias, afecten a los oídos. Estas patologías hacen más fácil que se acumule moco en la zona del oído medio y se inflame o se infecte la zona, dando lugar a la otitis.

Es una dolencia molesta, pero que por lo general suele solucionarse de forma natural cuando acaba el proceso infeccioso o siguiendo el tratamiento pautado en caso de ser necesario. Pero hay que tener cuidado ya que en ocasiones puede desarrollarse hipoacusia, fiebre o una infección crónica dependiendo del grado de agresividad de los microorganismos responsables o de si la infección llega a los huesos del oído o al tímpano.  Para prevenir daños graves en el oído conviene acudir a realizarse una revisión auditiva tras un proceso gripal. De esta forma, si el especialista detecta algún fallo de audición, se podrá tratar de forma temprana y evitar problemas mayores. En cualquier caso, para una prevención adecuada, al menos una vez al año es recomendable realizarse una evaluación de la audición aunque no se tenga ninguna molestia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *