La otitis en invierno, ¿es posible prevenirla?

La otitis en invierno, ¿es posible prevenirla?

Los virus que circulan en invierno, causantes de gripe e infecciones respiratorias, pueden ocasionar Otitis Media (OM), que es una inflamación del oído que aparece en cuestión de horas, causa dolor y la sensación de tenerlo tapado.

Esta patología, bastante común en los niños, también puede afectar a los adultos, explica la revista británica Patient.info en un artículo, en el que se destaca que la otitis es una de las principales causas de visitas al médico a escala mundial y conlleva complicaciones que podrían derivar en pérdida de audición.

La asociación entre la OM y los resfriados hace que este tipo de otitis sea más común en invierno que en verano, a diferencia de la otitis externa, que se relaciona con los baños en piscina y el calor, propios de la temporada estival.

Existen factores de riesgo que predisponen a los pacientes a padecer de otitis, como la disfunción de la trompa de Eustaquio (tubo que comunica el oído con la nariz y la faringe); las infecciones de las vías respiratorias superiores; las alergias; la sinusitis crónica y el tabaquismo activo o pasivo.

hombre-mayor-oído

¿Qué podemos hacer para prevenir la otitis?

La infección del oído medio mantiene una estrecha relación con las complicaciones del resfriado común, ya que si la mucosidad entra en la trompa de Eustaquio puede dar lugar a la proliferación de gérmenes.

Una de las principales recomendaciones para prevenir la otitis causada por resfriados o alergias, consiste en realizar lavados nasales con suero fisiológico o solución salina para limpiar el exceso de mucosidad y así evitar que llegue al oído medio. Estos lavados deben hacerse de acuerdo a las indicaciones médicas y evitando que el líquido pase al oído medio.

Asimismo, es importante evitar la exposición al humo de tabaco, tanto de forma activa o pasiva, toda vez que la toxicidad de la nicotina altera los mecanismos antioxidativos del oído, favoreciendo las infecciones.

Ante la existencia de otros factores que predispongan al paciente a padecer OM, es necesario que mantenga un control médico de su condición y que siga al pie de la letra todas las recomendaciones del profesional sanitario. Por ejemplo, en los casos en los que existe una disfunción de la trompa de Eustaquio o ante la presencia de sinusitis bacteriana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *