5 motivos por los que los audífonos te ayudan a vivir mejor

5 motivos por los que los audífonos te ayudan a vivir mejor

5 motivos por los que los audífonos te ayudan a vivir mejor
5 (100%) 2 voto[s]

Los audífonos no solo son dispositivos que mejoran la capacidad auditiva, también son un elemento que ayudan a la calidad de vida debido a los beneficios que aportan a las personas con pérdida de audición:

  • Los audífonos mejoran el equilibro

Estos dispositivos permiten escuchar mejor y de un modo más nítido por lo que liberan al cerebro de realizar un sobreesfuerzo para tener que escuchar. Así, permiten que la atención se centre en otras tareas como mantener el equilibrio. Las personas comenzamos a caminar a una edad muy temprana y aprendemos automáticamente, sin consciencia, a mantener el equilibrio, pero los pacientes que tienen problemas de audición en ocasiones presentan ciertas dificultades para conseguirlo.

Según explica el doctor Frank Lin, de la Universidad de Johns Hopkins, «aminar y equilibrarse son cosas que la mayoría de las personas dan por sentado, pero en realidad son muy exigentes cognitivamente». Por ello, la pérdida de audición impone una carga cognitiva que reduce los recursos cerebrales para ayudar a mantener el equilibrio.

Un estudio realizado por el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de EE.UU. señala que las personas con pérdida auditiva leve tienen tres veces más probabilidades de caerse que las que tienen una capacidad auditiva normal. Esto se debe a que los pacientes que no oyen bien no escuchan los sonidos de su entorno y se tienen que esforzar mucho más a nivel cognitivo para percibir los ruidos.  En este sentido, las cifras que ofrece el Consejo Nacional sobre el Envejecimiento Americano (NCOA, por sus siglas en inglés), las caídas son la causa principal de lesiones para las personas mayores en EE.UU.

  • Mejoran la respuesta ante una emergencia

Otra de las ventajas que ofrece el uso de audífonos es que reducen el tiempo de reacción ante una emergencia al poder escuchar las alarmas, las llamadas de auxilio o cualquier información fundamental para actuar ante una situación de alerta. A menudo, las personas con problemas de audición tienen problemas para escuchar las altas frecuencias de alarmas, gritos y otros avisos por lo que tener una capacidad auditiva normal es primordial vital ante este tipo de acontecimientos.

Los datos señalan que hasta un 24% de los adultos de entre 60 y 70 años tienen algún grado de pérdida auditiva que puede afectar a su capacidad de reacción.

  • Los audífonos pueden reducir el riesgo de depresión

El uso de audífonos puede disminuir su riesgo de desarrollar sentimientos de tristeza, especialmente entre los adultos mayores con pérdida auditiva grave, uno de los colectivos que mayor riesgo tiene de desarrollar depresión y ansiedad.  Una investigación elaborada por el Consejo Nacional sobre el Envejecimiento Americano (NCOA, por sus siglas en inglés) en más de 2.000 personas asegura que el 30% de las personas con pérdida auditiva no diagnosticada tienen más probabilidades padecer depresión en comparación los pacientes tratados convenientemente.  Una situación que se incrementa si las personas son de edad avanzada.

  • Mejoran las relaciones sociales

Las personas que disfrutan de los beneficios de un audífono tienen una comunicación más fluida con sus familiares y amigos, por lo que mejoran sus relaciones sociales y evitan en gran medida las situaciones de aislamiento. Un factor determinante ya que la soledad y la falta de comunicación social con otras personas son uno de los factores asociados a una menor esperanza de vida y suponen además un gasto importante al sistema sanitario.

  • Los audífonos pueden reducir su riesgo de demencia

En algunos casos, la pérdida de audición de carácter leve o moderad puede contribuir al deterioro del funcionamiento cognitivo y puede ser un indicador temprano de la enfermedad de Alzheimer o demencia.  Así, un tratamiento que mejora la capacidad auditiva puede ayudar a que las personas con etapas tempranas de este tipo de patologías puedan comunicarse mejor con su familia, profesionales sanitarios o cuidadores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *