Los audífonos son seguros y eficaces para pacientes con presbiacusia

Los audífonos son seguros y eficaces para pacientes con presbiacusia

Los audífonos son seguros y eficaces para pacientes con presbiacusia
5 (100%) 1 voto

La colocación de audífonos, tanto desde el punto de vista clínico como audiométrico, es un tratamiento que destaca por su seguridad y eficacia en pacientes con presbiacusia leve. Así lo confirma un estudio francés que destaca los importantes beneficios del uso de estas prótesis auditivas en la mejora de la audición de adultos mayores que sufren déficit auditivo debido al envejecimiento.

Este ensayo científico, publicado en la revista italiana Panminerva Medica, tenía como objetivo principal analizar el uso de audífonos y su contribución a la hora de mejorar la audición y la comprensión en situaciones de la vida cotidiana de las personas con presbiacusia. Para ello, se contó con la participación de cuarenta y siete hombres y mujeres -de cuarenta años o más- que presentaban presbiacusia leve o moderada de primer grado, que fue diagnosticada mediante la realización de una audiometría de tonos puros.

Los resultados demostraron que los parámetros audiométricos mejoraron significativamente tras el uso de audífonos; por ejemplo, la capacidad auditiva mejoró en situaciones cotidianas como escuchar la televisión o en una conversación sin ruido de fondo. Los autores de esta investigación destacan la seguridad y eficacia, así como los beneficios del ajuste de audífonos en pacientes como presbiacusia leve, validándolos como un tratamiento para este tipo de pérdida auditiva.

Presbiacusia: ¿cuáles son los síntomas?

La presbiacusia es la pérdida de la capacidad auditiva debido al envejecimiento de las células ciliadas del oído interno, que se deterioran con el envejecimiento.  Los primeros indicios de la pérdida auditiva suelen aparecer a partir de los sesenta  años, por lo que pueden confundirse con achaques propios de la vejez y se les resta importancia.

Los síntomas de la presbiacusia más frecuentes son:

  • Percepción del habla de otros como un murmullo.
  • Dificultad para distinguir los sonidos de frecuencias altas como la ‘s’ o la ‘f’.
  • Peor reconocimiento de la voz femenina sobre la masculina.
  • Dificultad para entender una conversación con ruido de fondo.
  • Escuchar zumbidos o pitidos en los oídos.

Es recomendable acudir a la consulta de un especialista en audición y hacerse una revisión del oído para descartar cualquier problema auditivo. La pérdida de audición asociada a la edad no tiene cura, sin embargo, existen algunos tratamientos para afrontarla. Uno de ellos es el uso de un dispositivo de escucha asistida o audífono, que permite mejorar el funcionamiento del oído. También, los programas de entrenamiento auditivo son útiles para el paciente con presbiacusia porque le ayudan a reconocer los estímulos y sonidos con más facilidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *