Acudir a festivales aumenta el riesgo de sufrir pérdida auditiva temporal

Acudir a festivales aumenta el riesgo de sufrir pérdida auditiva temporal

Acudir a festivales aumenta el riesgo de sufrir pérdida auditiva temporal
¿Qué te ha parecido?

Los festivales se han convertido en los eventos musicales más esperados del año, especialmente los que tienen lugar a finales de verano y principios de otoño. El público principal son jóvenes que, según un reciente estudio holandés, corren el riesgo de sufrir pérdida auditiva temporal debido a la exposición continua a música en altos decibelios pasan factura a la audición.

La investigación ha analizado los datos recogidos de 51 personas (18 hombres y 33 mujeres) de 26 años de media durante un festival de música al aire libre. Los voluntarios del estudio tenían audición normal y pasaron 4,5 horas en dicho festival.

Los primeros resultados mostraron que los participantes que asistieron sin tapones, tuvieron una pérdida auditiva temporal para las frecuencias de entre 3.0 y 4.0 kHz. Posteriormente, para analizar más en profundidad, los participantes rellenaron un cuestionario sobre sus rutinas antes, durante y después del festival. De esta forma se pudieron tener en cuenta variables como el consumo de alcohol, drogas o la práctica de sexo.

Este trabajo ha concluido que acudir a festivales sin protección auditiva, por ejemplo mediante el uso de tapones, junto con el consumo de drogas y alcohol, aumenta notablemente el riesgo de pérdida temporal auditiva sobre todo en los más jóvenes.

La protección auditiva es clave para evitar daños en el oído

Los asistentes a estos eventos son, en su mayoría, gente joven, por lo que los artífices de este estudio animan a que los especialistas en audición tengan en cuenta estos factores para generar conciencia de la necesidad de usar tapones personalizados al acudir a estos eventos.

Proteger los oídos es algo que suele quedar en un segundo o tercer plano, pues la mayoría de personas se exponen a ruidos intensos de forma habitual sin protección alguna. No solo en los conciertos o festivales se expone al oído a fuertes ruidos prolongados, en bares, discotecas, calles en obras e incluso al escuchar música con auriculares a gran volumen.

Los expertos aconsejan utilizar tapones al acudir a eventos con música o ruido alto, algo que, aunque parezca un poco incongruente, ayuda a cuidar mejor la audición.

Se recomienda acudir a realizarse una revisión auditiva al menos una vez al año para descartar problemas o diagnosticarlos en fases tempranas. Cabe recordar que la pérdida de audición por exposición a ruidos intensos es un proceso irreversible, por lo que la prevención es un factor fundamental.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *