El consumo excesivo de alcohol también afecta a la audición

El consumo excesivo de alcohol también afecta a la audición

El consumo de bebidas alcohólicas en las reuniones sociales es frecuente, sobre todo en verano, pero puede tener consecuencias negativas para la salud debido a sus propiedades tóxicas y la dependencia que puede producir.  En esta ocasión os hablaremos de los efectos del alcohol sobre la salud auditiva.

El consumo excesivo de alcohol daña la corteza auditiva del cerebro, afectando la manera en que su cerebro procesa el sonido. El nervio auditivo es responsable de transferir la información de los sonidos que escuchamos en la cóclea del oído interno al cerebro. Por lo tanto, aunque los oídos pueden estar funcionando correctamente, el cerebro puede ser incapaz de procesar correctamente los sonidos.

alcohol y sordera

Un estudio de investigadores alemanes en la Universidad de Ulm descubrió que el consumo excesivo de alcohol durante un largo período de tiempo daña la corteza auditiva central, aumentando el tiempo que se tarda en procesar el sonido. Esto puede ocasionar problemas a la hora de escuchar a personas que hablan rápido, o distinguir voces y sonidos en ambientes ruidosos.

El abuso de las bebidas alcohólicas también provoca un ambiente tóxico en el oído interno. En esta parte del oído se encuentran las células ciliadas, responsables de traducir los sonidos en impulsos electrónicos que el oído interno envía a lo largo del nervio auditivo al cerebro. La toxicidad creada en el oído interno por el exceso de alcohol daña y destruye estas células, que tienen la capacidad de regenerarse, provocando la pérdida auditiva.

Un estudio de adultos jóvenes en Londres reveló que el consumo excesivo de alcohol conduce a problemas para entender sonidos de baja frecuencia. Esta condición también se conoce adecuadamente como “efecto cóctel”.

Para mantener una buena salud auditiva, y en general,  hay que evitar los excesos con la bebida. Además también conviene visitar como mínimo una vez al año al experto en audición.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *