La mujer y la salud auditiva

La mujer y la salud auditiva

La naturaleza biológica de la mujer hace que atraviese por diferentes cambios físicos, únicos, cada uno de los cuales puede afectar su sentido de la audición. A continuación os citamos algunos de ellos

Cambios en el embarazo

embarazo-audicion-del-feto

Un número reducido de mujeres experimentan pérdida de audición neurosensorial súbita durante el embarazo. Los científicos lo atribuyen a los cambios en el sistema cardiovascular, hematológico y endocrino, que afectan la circulación en la cóclea. los casos de pérdida auditiva durante el embarazo son poco comunes y la mayoría de las mujeres logran recuperar su audición después del parto.

Cambios en la menopausia

Presbiacusia

Durante la menopausia la mujer sufre una disminución en los niveles de estrógenos, que puede desempeñar un papel importante en la pérdida de capacidad auditiva, según un estudio sueco publicado en la revista Acta oto-laryngologica, que determinó que las mujeres que no realizaban una terapia de reemplazo hormonal tenían más probabilidades de sufrir déficit auditivo que las que sí lo hacían.

Padecer anemia

Anemia y sordera

La anemia ferropénica, aquella que aparece cuando el cuerpo no tiene suficiente cantidad hierro, es un trastorno muy común entre la población y afecta sobre todo a mujeres y niños, además de la tercera edad. Un estudio estadounidense, publicado en la revista JAMA Otolaryngology-Head & Neck Surgery, demostró que padecer anemia ferropénica incrementa las probabilidades de padecer problemas en el oído -como la pérdida de audición. Esta investigación contó con la participación de más de 305.000 adultos, de entre 21 y 90 años, de los cuales un 57% eran mujeres.

Tomar demasiado ibuprofeno

AINES y sordera

Aunque este aspecto no es un cambio físico en las mujeres, muchas de ellas toman ibuprofeno para paliar los síntomas derivados. En relación con esto, una investigación publicada en el American Journal of Epidemiology –realizada a 55.850 mujeres de entre 44 y 69 años- detectó los problemas que pueden surgir de la toma excesiva de ibuprofeno, pues aquellas que habían ingerido ibuprofeno durante más de seis años, tenían hasta un 10% más de riesgo de padecer pérdida de audición más de una década después de su consumo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *