El tinnitus bilateral es hereditario

El tinnitus bilateral es hereditario

El tinnitus bilateral, es decir, oír zumbidos o pitidos sin origen externo en ambos oídos, depende de factores genéticos, sobre todo en los hombres, según indica un estudio publicado en la revista Genetics in Medicine realizado por investigadores del Instituto Karolinska y de la Red Europea de Investigación TINNET.

Los investigadores han demostrado la naturaleza hereditaria de ciertas formas de tinnitus, entre ellas el tinnitus bilateral. Éste es experimentado por el 15 % de los europeos, de los cuales entre un 1 y 2% afirma que sus síntomas son extremadamente angustiosos e impactan de forma negativa en las actividades diarias, el trabajo y el sueño.

tw-oido-anatomia-quierooir

En este estudio se analizaron las influencias genéticas y no genéticas para poder evidenciar la heredabilidad del tinnitus. Según el doctor Christopher R. Cederroth, del grupo de investigadores del Instituto Karolinska, con esta investigación se “ha demostrado que las diferentes formas de tinnitus tienen una heredabilidad significativa y, por lo tanto, una influencia genética dominante sobre los factores ambientales”.

Para llegar a esta conclusión fue necesario agrupar a los participantes por sexo y tinnitus unilateral / bilateral. Fue así como se descubrió la correlación genética.  Este resultado “es sorprendente e inesperado ya que muestra que, a diferencia de la visión convencional del tinnitus impulsado por factores ambientales, hay una influencia genética para el tinnitus bilateral que es más pronunciada en los hombres” según el doctor Cederroth.

Además, con este avance también se demuestra que el tinnitus bilateral y el unilateral constituyen dos subgrupos separados, y sólo uno de ellos está influenciado por factores genéticos. Esto no sólo tiene relevancia clínica sino que también es importante desde una perspectiva de salud pública pues, según palabras de Cederroth, “se necesitan más estudios genéticos y una mejor comprensión molecular de cómo se relaciona con el tinnitus, lo que podría abrir vías imprevistas para el desarrollo de posibles tratamientos“.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *