Mejorar la calidad de vida de las personas con pérdida de audición

Mejorar la calidad de vida de las personas con pérdida de audición

La pérdida de audición es una patología que afecta a 1.500 millones de personas en todo el mundo según datos de la OMS. Esta pérdida auditiva puede desarrollarse en diferentes niveles en función de los sonidos que sea capaz de escuchar cada persona. La hipoacusia es una enfermedad que, además de la pérdida de audición, tiene también otras consecuencias negativas en las personas que la padecen. Esta enfermedad afecta a la calidad de vida de las personas, ya que al no poder escuchar ciertos sonidos se limita la posibilidad de realizar diferentes actividades. Pero existen soluciones para ayudar a los pacientes de hipoacusia a tener una mejor calidad de vida.

Tanto el ámbito laboral como el social pueden verse afectados por el hecho de padecer pérdida de audición. Reducir estas limitaciones es posible adaptando cada situación a las necesidades de las personas con problemas de audición para que puedan escuchar en cada momento los sonidos importantes, como pueden ser los de una conversación con otras personas.

La presencia de ruido es uno de los factores que más perjudica a las personas con pérdida auditiva. Buscar espacios tranquilos en los que no haya sonidos de fondo facilita la comunicación a personas con hipoacusia, ya que de esta forma pueden escuchar a aquellos que les hablan.

La mejor ayuda para combatir la pérdida de audición y tener una buena capacidad auditiva es el uso de audífonos. Utilizar de forma adecuada estos aparatos permite recuperar la audición. De esta forma, se pueden realizar todas las actividades de forma normal, ya que se ha recuperado la capacidad auditiva, pudiendo escuchar cualquier sonido. Se rompen así todas las limitaciones que provoca la pérdida de audición.

Otro de los factores que se debe tener en cuenta para mejorar la calidad de vida de las personas con hipoacusia es el entorno familiar y social. Ayudar a los que sufren pérdida de audición también depende de aquellas personas que están a su alrededor. En este sentido, se puede ayudar a una persona con problemas de audición adaptando las actividades que tiene que realizar o las situaciones que tiene que vivir para que esté lo más cómodo posible y pueda percibir los sonidos que son realmente importantes en cada situación.

La salud auditiva debe cuidarse en todo momento. Desde pequeños es posible sufrir problemas de audición por la exposición a factores de riesgo. Si se padece pérdida auditiva también se debe seguir cuidando para evitar que se agrave la enfermedad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *