Las 10 cosas que debes hacer si quieres abrir un nuevo centro auditivo

Las 10 cosas que debes hacer si quieres abrir un nuevo centro auditivo

Antes de abrir un nuevo punto de venta, deberíamos asegurarnos que cumplimos con una serie de requisitos imprescindibles para la buena marcha de nuestro negocio.  Los detallo a continuación:

1.- ¿Por qué monto un centro auditivo?

 Cuando te plantees abrir un gabinete, debes de tener muy claro que es lo que esperas de él. Y analizar si este objetivo es compatible con tu estilo de vida.

 Muchos negocios han fracasado porque el emprendedor no mide “algunos efectos colaterales” del desarrollo de su negocio y se asfixia antes de tiempo. Para ello, plantéate: ¿Quiero ser mi propio jefe? ¿Tengo una idea nueva que no existe en mi mercado? ¿Quiero flexibilidad laboral? ¿Quiero reputación y prestigio en mi ciudad?, etc…

Una vez que lo tengas claro, obra en consecuencia y nunca pierdas el foco.

2.- Analiza en profundidad su ubicación

Los centros auditivos, al igual que otras superficies  son “establecimientos de conveniencia”. Los potenciales clientes viven  o trabajan alrededor.  En nuestro caso y debido al proceso de adaptación podemos incluir a los familiares como parte de ese entorno cercano.

Valora esta información a la hora de elegir tu ubicación. No te dejes tentar por buenos precios en algún alquiler si este te aleja de tu target. A la larga, ese “supuesto ahorro” lo tendrás que utilizar en otras técnicas para acercar al usuario  tu punto de venta.

Para asegurarte una mejor visibilidad, busca calles en las que el tráfico de gente se produzca más caminando que en coche. Un buen escaparate, puede ayudarte a que tus potenciales clientes entren dentro.

3.- ¿Cómo es tu entorno?

Si has analizado en profundidad su ubicación , tienes que tener un motivo claro de por qué has decidido establecerte ahí. Conoce bien el barrio, su gente, los establecimientos que hay.

¿Te sientes identificado?. Habitualmente las personas tendemos a agruparnos por estilos de vida. ¿Tu modo de plantearte el negocio corresponde con tu entorno?. Por ejemplo: Si quieres tener un precio medio alto busca un barrio con un nivel adquisitivo también alto. Si quieres ofrecer productos altamente tecnológicos busca la zona de tu ciudad en la que dentro de esa modernidad puedas encontrar a tus futuros clientes, etc…

fantasia del hombre

4.- No seas mejor que tu competencia, sé diferente

¿Qué puedes ofrecer a tus clientes que otros no hayan hecho? Dedica un tiempo a averiguarlo. Después descubre si estas cualidades son valoradas por tus futuros usuarios.

Si es así, cuando sepas que te hace diferente y único, utilizado siempre como tu mejor argumento de venta e inclúyelo en tu publicidad. Ese será tu sello personal.

5.- Estudia a tu competencia

Es complicado encontrar un lugar en el que de una manera u otra no haya un sitio donde poder adquirir una audífono. Por este motivo, antes de abrir tu centro tienes que investigar a tu competencia.

Precios, surtido de producto, marca de audífonos con los que trabaja, horarios, ofertas comerciales, puntos fuertes y puntos débiles.

Este punto te ayudará en dos aspectos: el primero descubrir en que te puedes diferenciar, el segundo rebatir posibles objeciones falsas de nuestros clientes.

6.- Crea una experiencia de compra en tu gabinete

Cuando diseñes tu centro tienes que tener en cuenta varios factores. El más importante de todos es proporcionar una buena movilidad y confort a tus invitados.

Escalones, puertas estrechas, barreras arquitectónicas deberían quedar excluidas de tu centro.  Da prioridad a la funcionalidad y luego ambienta el espacio para que resulte atractivo y proporcione a tus clientes una experiencia de compra única e irrepetible. Que no sólo recuerden el producto que adquirieron si no lo bien que se sintieron.

7.- Planifica un espacio para mostrar los audífonos

El ser humano tiene un fuerte instinto de posesión, aquello que toca “desea poseerlo”. Por este motivo, facilita que el usuario pueda tocar y conocer los distintos modelos de audífonos. Incluso antes de entrar a la zona de pruebas y prescripción.

No te guardes las muestras sólo para el gabinete cuando estas con él. Deja que lo experimente, que lo vea, que conecte con él. Hoy en día los audífonos pueden resultar hasta atractivos.

Por otro lado, aquello que no se ve no se vende. No muestres sólo tus audífonos, también los accesorios, ayudas técnicas, materiales de limpieza y mantenimiento, pilas, etc. Estas pequeñas ventas pueden ser de gran ayuda al final de mes.

8.- Crea una marca de tu gabinete

Creo que es uno de los consejos más importante que puedo dar a los nuevos emprendedores y también como no a los que ya están establecidos.

No centres la argumentación de tu venta en el producto en sí, este lo puede conseguir en cualquier otro sitio. Y a veces hasta más barato. Crea una marce de tu centro. Vende tus servicios, tu profesionalidad, tu capacitación como profesional. Estos puntos si que tu cliente no podrá conseguirlos en otro sitio más que en tu gabinete.

9.- Invierte tiempo en crear una buena base de datos

Con este punto principalmente quiero decir que no utilices NOAH como base de datos. Los estudios demuestran que cuanto más tiempo dedicas a la anmannesis menos tiempo dedicas a cerrar la venta. ¿Por qué? Muy sencillo, porque sabes realmente lo que le preocupa y quiere tu cliente.

Establece la búsqueda de información útil como parte de la rutina en tus adaptaciones. Muéstrate atento aquellas informaciones importantes que los usuarios nos regalan en sus conversaciones y apúntalas en tu base de datos. Intenta averiguar información que te acerque a la venta. ¿Qué te gustaría conocer de tu cliente para ayudarte a venderle mejor? Esa es una pregunta a la que tienes que dar respuesta.

LA CLAVE DEL EXITO

10.- Incluye en el precio de venta una partida para marketing

La tendencia de mercado marca muy claramente que cada vez más los pacientes vienen de la calle. En este sentido, la herramienta que funciona es el marketing. Por ello, no utilices únicamente las propuestas que hacen los fabricantes.

Establece tu propio presupuesto de marketing, aunque este sea pequeño no importa. Llegado el momento, dispondrás de una cantidad de dinero que te puede ayudar a “guerrear” en los momentos más complicados.

Elena Guerra Yago

Consultora

Comunika Outdoor Marketing

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *