Antibióticos efectivos que no dañan la audición

Antibióticos efectivos que no dañan la audición

Antibióticos efectivos que no dañan la audición
¿Qué te ha parecido?

Los antibióticos han desarrollado un nuevo efecto secundario: la pérdida de audición, según un estudio realizado en conjunto por investigadores de Suiza, Inglaterra y la Universidad de Michigan y publicado en la edición en línea de Proceedings of the National Academy of Sciences. Ante esto, los investigadores se han propuesto encontrar nuevos antibióticos que venzan la resistencia cada vez mayor de las bacterias causantes de enfermedades y que no afecten a las células sensoriales del oído interno.

Los autores mostraron la alta eficacia contra las bacterias y sus bajas posibilidades de causar pérdida de auditiva de la Aprimicina, un aminoglucósido utilizado en la medicina veterinaria. El resto de los aminoglucósidos son eficaces en detener las infecciones bacteriales pero causan pérdida de audición al 20% de las personas que lo toman durante un breve tiempo y hasta a un 100% a las que lo toman durante meses o años, por ejemplo para tratar la tuberculosis o fibrosis quística.

Jochen Schacht, director del instituto Kresge de Investigación de la Audición en la Universidad de Michigan, encontró que estos fármacos producen radicales libres que dañan las células ciliadas del oído interno, las cuales no pueden volver a desarrollarse. Este experto reconoce la necesidad de combatir la ototoxicidad de los aminoglucósidos.

La clave la han encontrado en los ribosomas. Los aminoglucósidos se unen a éstos dentro de las células bacterianas previniendo la capacidad de producir proteínas. El equipo investigador se ha propuesto diseñar fármacos que apunten más a los ribosomas bacterianos sobre ribosomas mitocondriales, probando su impacto en las células ciliadas y su habilidad para matar bacterias. De momento lo han empleado ya con células de ratones y conejillos de indias para probar nuevos fármacos. Mientras, esperan lanzar el ensayo clínico de la Aprimicina, al que todavía no han mostrado resistencia las bacterias que afectan a los pulmones y sería de utilidad para la tuberculosis.

Los autores también han probado cómo el uso de antioxidantes puede proteger la audición de los pacientes que toman antibióticos aminoglucósidos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *