El omega 3 reduce la pérdida de audición

El omega 3 reduce la pérdida de audición

El consumo de omega 3 reduce el riesgo de sufrir pérdida de audición, según un estudio realizado por científicos del Consocio de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP), la Universidad Autónoma de Madrid y la Universidad de Oviedo. Cuidar la salud auditiva depende de diferentes factores entre los que se encuentra también la alimentación.

El estudio, publicado en la revista European Journal of Nutrition, analizó la capacidad auditiva de más de 100.000 personas mayores de 40 años, clasificándolas en función de los ácidos grasos que consumía cada persona. De esta forma, concluyeron que los ácidos grasos poliinsaturados (omega 3) tienen beneficios para la salud auditiva con respecto a los ácidos grasos monoinsaturados y saturados. De esta forma, el estudio confirma que si se cambia el 5% de los ácidos grasos saturados por la misma cantidad de ácidos grasos poliinsaturados se reduce en un 25% el riesgo de sufrir pérdida auditiva en mujeres.

¿Cómo cuidar la salud auditiva con omega 3?

La salud auditiva tiene una importante relevancia, ya que es común padecer problemas de audición, sobre todo con el paso del tiempo. Por ello, se debe prevenir la pérdida auditiva. Una de las opciones, tal y como ha demostrado el estudio mencionado, se encuentra en el consumo de omega 3, que permite a las mujeres reducir el riesgo de sufrir pérdida de audición.

El principal alimento que contiene omega 3 es el pescado azul. Pero también se consigue omega 3 consumiendo otros productos como aceites vegetales, aceite de oliva, frutos secos, verduras de hoja verde o aguacate. También existen semillas que aportan los ácidos grasos poliinsaturados necesarios.

Los problemas de audición son habituales, ya que, además de tener relación con la edad y la genética, son causados también por otros factores como el uso excesivo de auriculares o la exposición al ruido de las grandes ciudades. Por otra parte, la pérdida auditiva está relacionada también con otras enfermedades y problemas que se pueden padecer como consecuencia de la hipoacusia. Es el caso de enfermedades como demencia o alzhéimer. También tiene otras consecuencias negativas como el aislamiento social.

Por lo tanto, el cuidado de los oídos y la salud auditiva tiene una gran relevancia para evitar o retrasar los problemas de audición. Esta es una de las razones que destacan los autores del estudio para haber realizado una investigación sobre la relación entre el consumo de omega 3 y la capacidad auditiva.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *