Videollamadas y pérdida auditiva: cómo establecer una comunicación fluida

Videollamadas y pérdida auditiva: cómo establecer una comunicación fluida

Pérdida auditiva y videollamadas

Las videollamadas se han convertido en el principal canal de comunicación durante la pandemia de Covid19. Herramientas como Zoom o Meets facilitan el teletrabajo a quienes desarrollan su profesión desde casa y permiten a las familias mantenerse en contacto. Sin embargo, para las personas con pérdida auditiva el uso de estos softwares de video llamada puede suponer un reto y dificultar su comunicación con los demás.

Los principales problemas los encontramos en la mala calidad del sonido, sobre todo cuando los participantes en la llamada tienen una débil conexión a internet, la superposición de voces, que entorpece la comprensión por parte del oyente, y la dificultad para leer los labios.

Para evitarlo, recomendamos a las personas con hipoacusia aplicar las siguientes pautas en sus encuentros virtuales:

Consejos para hacer una videollamada si se tiene pérdida auditiva

Preparar la reunión o sesión con antelación

Puedes informarte sobre el propósito de la reunión y los temas que se van a tratar para seguir de forma más sencilla la conversación.

Activar subtítulos

determinadas plataformas de video llamadas permiten activar el reconocimiento de voz automatizado para la generación de subtítulos. Puedes averiguar si existe esta posibilidad y activarla en la configuración de la llamada. A pesar de que estos subtítulos no suelen ser una transcripción perfecta de la conversación, debido a las imperfecciones que aún presentan los sistemas de reconocimiento de voz, son una buena guía acerca de los temas que se están comentando en cada momento.

Hacer uso de los audífonos

quienes dispongan de audífonos deben utilizarlos en todo momento en las video llamadas, ya que serán de gran ayuda para escuchar a sus interlocutores. Debido al discreto tamaño actual de los audífonos, las otras personas no notarán que se está haciendo uso de estos dispositivos de ayuda auditiva. Además, se puede llevar el sonido directamente a los oídos a través de conexión Bluetooth o mediante auriculares. Así bloqueamos posibles ruidos externos que se puedan colar en la llamada.

Activar la vista de pantalla completa o vista del speaker

aunque en las reuniones pequeñas y medianas se suele activar la vista de cuadrícula para mostrar todas las cámaras a la vez, con todas las personas en pantalla, cada usuario puede escoger su “vista”, lo que ver en su ordenador. Dado que la lectura de labios facilita a las personas con pérdida de audición la comprensión del discurso, recomendamos mantener siempre la vista del speaker o vista de pantalla completa. De esta forma, verás en grande a quien que esté hablando en cada momento.

Además, aconsejamos a las personas con cierto grado de pérdida auditiva informar a sus interlocutores de ello para que se muestren más atentos y mantengan un mayor orden en la exposición de ideas y argumentos. También se les puede solicitar que, en la medida de lo posible, iluminen mejor la estancia en la que se encuentran para poder ver con claridad sus expresiones faciales y, al mismo tiempo, facilitar la lectura de labios.

De igual manera, ante cualquier duda lo mejor es preguntar, ya sea a viva voz o por el chat, si es posible repetir la información o la frase que no se ha escuchado bien. Lo contrario, quedarse con la incógnita, generará una mayor inseguridad, en ese momento y en el futuro. Por último, no podemos olvidar un factor esencial que en las reuniones presenciales no podemos controlar: podemos subir el volumen del ordenador todo lo necesario.

Así, pese a que al principio puede resultar incómodo e incluso generar ciertos complejos enfrentarse a estos encuentros virtuales si se sufre de hipoacusia, poco a poco podemos ir dominando la tecnología y aprovechar todos sus beneficios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *