Mi audífono se ha mojado ¿Qué hago?

Mi audífono se ha mojado ¿Qué hago?

Los audífonos no tienen que mojarse pues corremos el peligro de que se estropeen de forma definitiva. Se trata de dispositivos sensibles de alta tecnología que no están preparados para resistir a la acción del agua. Sin embargo, no todo está perdido si se produce esta eventualidad. Hay una serie de medidas que os vamos a contar a continuación para salvar el audífono que se ha mojado, por accidente, en la piscina, playa o en la ducha.

Consejos para seguir utilizando el audífono si se moja

  1. Apagar el dispositivo. La primera medida a tomar si el audífono se moja es apagarlo. Hay que quitarlo del oído y, con las manos secas, apagarlo lo antes posible después de haberse mojado. Con ello intentaremos evitar que entre en el aparato más agua.
  2. Retirar la pila. El siguiente paso, en dispositivos no recargables, es retirar la pila, que debe ser secada con un trapo de forma cuidadosa. Si la pila no se pudiera recuperar, no habría otro remedio que adquirir una nueva.
  3. Agitar el audífono. Este procedimiento es necesario para sacar el agua que esté dentro del aparato. Eso sí, antes de agitar el aparato es muy importante dejar la puerta del compartimento donde se coloca la pila abierta.
  4. Usar un deshumidificador. Este aparato puede ser muy útil cuando el audífono se moje pues absorbe la humedad. Sirve para limpiar los audífonos y contribuye a su buen mantenimiento. El deshumidificador no solo seca los audífonos, sino que también desinfecta y elimina malos olores.
  5. No usar el audífono durante 24 horas. Uno de los últimos consejos es dejar de usar el dispositivo durante un período de, al menos, 24 horas. Con ello dará tiempo a que se seque.
  6. Contacta con tu audioprotesista. Para finalizar, el profesional indicado para aconsejar sobre cualquier duda relacionada con el secado del audífono es el audioprotesista. Si las medidas reseñadas anteriormente no han funcionado o tienes cualquier pregunta al respecto, lo mejor es dirigirte a tu audioprotesista o centro auditivo de confianza.

¿Agua dulce o salada?

¿Es más fácil secar un audífono que se ha mojado con agua dulce o agua salada? La experiencia demuestra que es mucho más sencillo secar un audífono que ha caído en agua dulce que en agua de mar. Esto es así porque la sal del agua del mar tiene una acción corrosiva: puede penetrar en los dispositivos del mecanismo y destruirlos. Las oportunidades de arreglar un audífono que ha caído al mar son mucho menores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *