¿Los audífonos son resistentes al agua?  

¿Los audífonos son resistentes al agua?  

Audífonos mojados

No, los audífonos no deben mojarse ya que se pueden estropear de forma permanente. Aunque es cierto que estos dispositivos se someten a pruebas de resistencia para comprobar que soportan el contacto accidental con el agua, la recomendación de los profesionales sanitarios y fabricantes es mantenerlos siempre lo más alejados posible de la humedad. Te explicamos en detalle por qué y cómo llevar a cabo un buen cuidado de los audífonos.

El principal problema lo encontramos en que la humedad puede dañar la circuitería electrónica de los audífonos. Si el daño es importante, si por ejemplo nos damos un baño en la piscina con el audífono puesto, el dispositivo dejará de funcionar. Por el contrario, en el caso de acumular cierto nivel de humedad, es posible que siga funcionado, pero se reduzca su efectividad. Por lo tanto, estaremos mermando el beneficio que nos aportan estos dispositivos para la adición.

Sí que podemos emplear un trapo húmedo para limpiar por fuera los audífonos y retirar el cerumen que se haya podido acumular, pero siempre vigilando que no entre agua al interior del dispositivo.

Ante la sospecha de que los audífonos hayan podido ver dañado su funcionamiento, es recomendable solicitar una revisión con el audioprotesista. Esto será además una excelente oportunidad para reevaluar el nivel de pérdida auditiva y adaptar los audífonos a las necesidades reales del paciente.

 Cómo mantener los audífonos libres de humedad

A pesar de que seamos cuidadosos, la humedad del ambiente o incluso el propio sudor se pueden colar en el audífono. Para secarlos y prolongar su vida útil, la mejor opción es disponer de un deshumidificador diseñado especialmente para los audífonos. Se trata de un recipiente que elimina los restos de humedad mediante acción química o electrónica. Según las necesidades de cada persona, se puede emplear de forma diaria o cada pocos días, en el supuesto de que el clima sea más seco o se realice un uso menos intensivo de los audífonos.

Actualmente disponemos incluso de kits de secado más modernos que también realizan una labor de desinfección de los audífonos para reducir el riesgo de enfermedades del oído. Estos recipientes suelen ser de pequeño tamaño y fáciles de transportar en el caso de que nos tengamos que desplazar.

Otros consejos para el buen mantenimiento de los audífonos

Con un buen mantenimiento, será posible obtener el máximo rendimiento de los audífonos y combatir la hipoacusia en el día a día, para así disfrutar de una mayor calidad de vida. Para ello te recomendamos:

    • Manipular los audífonos con las manos limpias y secas.
    • Guardar los audífonos siempre en su estuche y retirar las pilas por la noche.
  • Evitar el uso de cosméticos, como laca u otros productos para el pelo, cerca de los audífonos.
  • No utilizar nunca alcohol, jabón u otros productos de limpieza en los audífonos.
  • Evitar exponer los audífonos a fuentes de calor, como los secadores de pelo, y a los cambios bruscos de temperatura.
  • Llevar un porta pilas con baterías de recambio por si el audífono deja de funcionar.
  • Mantener una adecuada higiene de los oídos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *