El 80% de los españoles ha sufrido vértigo al menos una vez en su vida

El 80% de los españoles ha sufrido vértigo al menos una vez en su vida

El vértigo es una afección del oído medio que afecta a un alto porcentaje de la población adulta. Según datos de la SEORL-CCC, las consultas por vértigo son muy frecuentes tanto e Atención Primaria como en los centros de especialidades.

Además, señalan que el 80% de los españoles ha sufrido vértigo al menos una vez en su vida. Ante estos datos, ¿sabemos cuáles son las causas del vértigo y cómo se puede tratar?

El vértigo se basa en la percepción de que el mundo exterior gira a nuestro alrededor. Una percepción ilusoria de movimiento que viene acompañada de mareo, inestabilidad e inseguridad. Aunque se suele atribuir a las personas mayores, puede darse en hombre y mujeres de cualquier edad.

Causas del vértigo

A pesar de que algunas patologías cerebrales también lo pueden provocar, los dos tipos más comunes de vértigo están causados por daños en el oído medio. Hablamos entonces de:

Vértigo periférico

es el tipo de vértigo con mayor incidencia y está provocado por la alteración de alguna de las estructuras que componen el sistema vestibular, ubicado en el oído medio. Aunque su duración no suele ser muy larga, se puede extender desde unos pocos minutos hasta varias horas. El vértigo periférico también puede estar causado por otras patologías del sistema auditivo, como la enfermedad de Ménière.

Vértigo posicional

tiene unos segundos de duración. Su origen se encuentra en la formación de otolitos, residuos de carbonato cálcico que se quedan flotando en el oído. Se relaciona con los movimientos rápidos de la cabeza, pero también puede aparecer de forma inesperada, sin causa aparente, por lo que condiciona la calidad de vida de quienes lo sufren de forma habitual.

En ocasiones, si el daño en el oído afecta a otras estructuras, como el nervio auditivo o la cóclea, los pacientes pueden experimentar también una pérdida auditiva o hipoacusia, acúfenos, o una percepción de presión en los oídos.

Tratamientos frente al vértigo

Al acudir a los servicios de Urgencias o la consulta del otorrino por un cuadro de vértigo, el especialista realizará una valoración completa del estado de salud de los oídos del afectado para identificar la causa de la dolencia. A partir de este primer diagnóstico se puede:

  • Prescribir la administración de medicamentos para las crisis de vértigo, en el caso de que sean muy frecuentes.
  • O recomendar tratamientos intratimpánicos, como los corticoides.

A estos tratamientos se puede sumar la realización de ejercicios sencillos con los que ir normalizando la función de las estructuras del oído, como seguir un objeto con la mirada o realizar movimientos controlados con la cabeza y cuello para acostumbrar al organismo a estos cambios de posición.

Dificultades para las personas con una pérdida auditiva súbita

Un problema añadido del vértigo es que complica la recuperación de la audición en aquellas personas que han padecido una pérdida neurosensorial súbita, caracterizada por una reducción drástica de la capacidad de captar sonidos de forma repentina.

Aunque en la mayoría de los casos la audición se va recuperando de forma periódica, las conclusiones de diferentes estudios revelan que el vértigo ralentiza y dificulta esta recuperación. E incluso puede impedir que la audición se recupere al 100%.

En este escenario, junto con la prescripción del tratamiento más adecuado para el vértigo, el otorrino puede recomendar el uso de audífonos para mejorar la capacidad auditiva y evitar la progresión de la hipoacusia. Al mismo tiempo, los audífonos previenen el deterioro cognitivo, al mantener el cerebro estimulado y fomentar las relaciones sociales y la comunicación con los demás, y evitan el aislamiento y la depresión en las personas con hipoacusia, que se pueden sentir excluidas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *