La conectividad en audífonos digitales

La conectividad en audífonos digitales

Conectividad de los audífonos digitales

Actualmente podemos encontrar audífonos digitales con capacidad para conectarse con otros dispositivos electrónicos. Esto permite a las personas con hipoacusia ayudarse también de otros instrumentos para mejorar su audición allá donde estén. Se trata de una tendencia al alza, ya que cada vez son más las personas que recurren a esta opción. Las soluciones digitales disponibles dependen tanto del fabricante como del tipo de audífono y de las necesidades de cada paciente. Veamos en detalle que posibilidades ofrecen estos nuevos audífonos.

Conexión de los audífonos por Bluetooth

Esta es la forma más común de conectividad en audífonos. El Bluetooth permite una conexión rápida con otros dispositivos electrónicos, directamente o indirectamente. De esta forma, el sonido procedente de, por ejemplo, un smartphone se puede transmitir al audífono, favoreciendo que la persona capte perfectamente todos los sonidos. De hecho, muchos de los audífonos digitales, disponibles en el mercado, traen la opción de descargar una aplicación móvil que permite controlarlos y ajustarlos desde el mismo teléfono.

La conexión de los audífonos al móvil o a cualquier otro equipo electrónico, en realidad los convierte en auriculares. Lo que redunda en una comodidad e integración con todo el entorno digital del usuario ofreciendo una experiencia única de sonido.

Así, las nuevas generaciones de Bluetooth posibilitan la transmisión de señales procedentes de distintos dispositivos hacia los audífonos de cualquier usuario que se encuentre en un radio cercano del dispositivo transmisor. Estos audífonos digitales de última generación, que pueden conectarse con otros dispositivos electrónicos, son  más avanzados y eficientes y cuentan una autonomía de la batería de entre 4 y 8 días. En su conjunto, se tarta de un paso más en la accesibilidad y en mejora de la experiencia del usuario.

Más formas de conectividad

La conectividad también es posible a través de otros sistemas como el de frecuencia modulada (FM) o de audio analógico, ondas utilizadas en la radio, este último más obsoleto. La conexión se suele realizar a través de un dispositivo especial que transmite señales inalámbricas a los audífonos. Los transmisores pueden ir conectados a la televisión, el ordenador, el equipo de música o la radio y enviar las señales directa o indirectamente a los audífonos.

Además, hay ciertos dispositivos transmisores que pueden colocarse encima de una mesa o en cualquier otro lugar para enviar las señales acústicas a los audífonos durante una reunión, en una conferencia o en el aula de clase.

Beneficios del uso de audífonos en el día a día

Aunque en un principio los usuarios pueden mostrar reticencia a emplear los audífonos, debido en parte a la difusión de mitos sobre los mismo y el posible temor a ser juzgados, estos dispositivos de ayuda a la audición han demostrado aportar importantes beneficios a las personas con una pérdida auditiva. Entre ellos se encuentran:

  • Mejoran las relaciones sociales.
  • Refuerzan la confianza y autoestima de las personas con hipoacusia.
  • Previenen el deterioro cognitivo y permiten mejorar la concentración y la atención.
  • Reducen el agotamiento físico y mental que puede provocar la pérdida auditiva.
  • Previene la depresión al acercar a las personas a sus familiares y amigos.
  • Alivian los síntomas del tinnitus.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *