Síntomas de la otitis media

Síntomas de la otitis media

La otitis media es una infección del oído medio que está causada por un problema en las trompas de Eustaquio. Esta infección está provocada por otras enfermedades como un resfriado o una gripe. Personas de todas las edades pueden padecer otitis media, pero es más común en niños de entre seis meses y dos años, ya que su sistema inmunitario aún no está completamente desarrollado.

La otitis media tiene consecuencias en el bienestar y la salud de quien la padece, siendo diferentes síntomas los que caracterizan esta enfermedad. En lo que se refiere a los propios oídos, la otitis media provoca dolor de oído, dificultades para escuchar, tirones de orejas y secreción de líquido de los oídos.

Además de afectar directamente a los oídos, la otitis media causa también otros problemas. En este sentido, es común que las personas que padecen esta infección tengan dolor de cabeza, fiebre, problemas para conciliar el sueño, pérdida de equilibrio y pérdida del apetito. Es común que aparezcan varios de estos síntomas cuando se sufre otitis media.

Ante la aparición de esta enfermedad se debe aplicar el tratamiento correspondiente indicado por el médico en función de las características del paciente y de la enfermedad. La consulta médica debe realizarse cuando aparecen los síntomas para poder diagnosticar la otitis media y establecer el tratamiento adecuado. En casos graves, las infecciones de oído pueden provocar pérdida de audición, desgarro del tímpano y mastoiditis. Esta última se produce como consecuencia de no tratar bien la otitis media, provocando una inflamación detrás de la oreja.

¿Cómo prevenir la otitis media?

Para prevenir la otitis media hay que tener en cuenta cuales son los factores de riesgo. En este caso, hablamos de una infección que afecta sobre todo a los niños pequeños y que está causada por otras enfermedades. Por ello, para evitar la aparición de la otitis media hay que tener especial cuidado con los niños.

Se deben evitar los resfriados y otras infecciones. Para ello, hay que prestar atención a la higiene, así como a las actividades y a los hábitos diarios cuidando los espacios en los que se mueven los niños. También garantizar una buena alimentación va a permitir prevenir los catarros y otras enfermedades. Además, también es perjudicial el humo del tabaco, por lo que no se debe exponer a los más pequeños.

La otitis media es una enfermedad muy común que afecta a muchas personas, sobre todo a los niños. Los síntomas ayudan a detectarlo y, en general, es una infección que no causa mayores problemas. En todo caso, se recomienda un seguimiento médico ante la aparición de síntomas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *