¿Cómo detectar el tinnitus?

¿Cómo detectar el tinnitus?

El tinnitus es un problema auditivo que provoca una sensación de escuchar un ruido continuo en los oídos. Se trata de un pitido que no viene del exterior, sino que se genera en el cerebro. Por lo tanto, es un ruido que solo escucha la persona afectada por esta anomalía, sin que pueda ser escuchado por otras personas que estén a su alrededor. Esta es la explicación básica sobre el tinnitus para poder detectar y diagnosticar la enfermedad, pero también se deben tener en cuenta otras características y síntomas que indican que una persona puede estar padeciendo tinnitus.

Se trata de una enfermedad muy común que puede desarrollarse de diferentes formas, siendo más grave o más leve en función de cada caso. Puede afectar a un solo oído o a ambos a la vez, desarrollándose de forma leve en la mayoría de casos. La exposición al ruido es una de las principales causas del tinnitus. Esto provoca que muchas personas sientan un zumbido en los oídos tras exponerse a altos niveles de ruido. Estos zumbidos son molestos y pueden tener diferentes intensidades, pero en general afectan durante un tiempo determinado hasta que se pasan.

Sin embargo, los síntomas del tinnitus también pueden perdurar en el tiempo, provocando una afección más grave. Para el diagnóstico de la enfermedad se requiere de un estudio médico realizado por un especialista al que se debe acudir en caso de tener síntomas, sobre todo si estos se prolongan en el tiempo.

Para la detección y diagnóstico de tinnitus el medico valorará diferentes aspectos del paciente, tanto de su historial médico como de su estilo de vida, ya que son diferentes las causas que han podido provocarlo. La pérdida auditiva y las infecciones de oído pueden provocar tinnitus, por los que se deberá realizar un estudio para analizar la capacidad auditiva y comprobar si existe algún problema auditivo que haya podido provocar el tinnitus.

Pero no solo los problemas de oído están relacionados con la aparición del tinnitus, sino que también puede estar provocado por el consumo de determinados medicamentos, el consumo de tabaco y alcohol, sufrir lesiones de cabeza o cuello, así como padecer otras enfermedades como artritis obesidad o problemas cardiovasculares.

Por último, el tinnitus puede provocar otros síntomas más allá de los pitidos en los oídos. En este sentido, el estrés, los problemas de sueño, depresión, fatiga, dolor de cabeza y ansiedad son otras de las consecuencias que puede tener esta enfermedad.

Por lo tanto, mediante un especialista se deben analizar tanto los síntomas como las posibles causas para detectar y diagnosticar el tinnitus. Para tratar la enfermedad lo más habitual es actuar directamente sobre su causa. Aunque en ocasiones también pueden ayudar otras soluciones como el uso de audífonos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *