La migraña aumenta el riesgo de padecer problemas de audición como el tinnitus

La migraña aumenta el riesgo de padecer problemas de audición como el tinnitus

La migraña es una enfermedad neurológica que puede incrementar el riesgo de sufrir problemas de audición como el tinnitus u otras alteraciones en el oído interno. Esta es una de las principales conclusiones de un reciente estudio publicado en la revista  JAMA Otolaryngology – Head & Neck Surgery.

Este trabajo, realizado por investigadores de varias universidades asiáticas, concluye que los pacientes con antecedentes de migraña tienen tendencia a desarrollar varios problemas auditivos. Durante esta investigación, especialmente significativos fueron los datos de las personas que tenían de forma concomitante tinnitus. “El riesgo de trastornos cocleares, especialmente para el tinnitus, es significativamente mayor entre los individuos con antecedentes de migrañas”, aseguran los autores.

En este estudio, los científicos analizaron más de mil casos de pacientes con migraña de los que más de la mitad eran mujeres. Al cruzar los resultados con los registros de otras personas que no padecía este tipo de desórdenes neurológicos, los expertos comprobaron que la incidencia de los problemas de audición era muy superior en las que sufrían este trastorno neurológico.

En España, la migraña es una enfermedad que padecen más de cinco millones de ciudadanos y es considerada una de las patologías cerebrales más incapacitantes tal y como indica la Sociedad Española de Neurología (SEN). Este desorden neurológico se presenta en forma de un intenso dolor de cabeza que puede afectar a todo el cráneo o solo en la zona frontal. Además, puede presentarse en forma de crisis o ataques que suelen ser muy perjudiciales para la calidad de vida de las estos pacientes.

Por su parte, el tinnitus es un trastorno auditivo que sufre más del 7% de la población española y afecta a cerca de 4 millones de personas según ha constatado la Sociedad Española de Otorrinolaringología (SEORL).

Este problema de audición se caracteriza por la presencia de zumbidos, soplos, pitidos, murmullos o silbidos en el interior del oído de forma diaria, pero sin que sean emitidos por ninguna fuente sonora.

Si estos sonidos son leves, los acúfenos apenas interfiere en la rutina diaria del paciente ya que los ruidos del día a día impiden distinguirlos. Sin embargo, cuando son intensos y se producen de forma repetitiva pueden ocasionar graves molestias como problemas de concentración y sueño, falta de descanso y malestar psicológico, entre muchos otros.

Para estos pacientes, una de las soluciones más efectivas es el uso de audífonos con dispositivos que limitan el impacto y la percepción de los acúfenos y mejoran de forma notable la calidad de vida de las personas que padecen estos problemas auditivos.

No obstante, cualquier alteración de la audición debe ser diagnosticada por un especialista ya que este es el profesional indicado para evaluar la gravedad del problema y pautar el tratamiento más adecuado para cada paciente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *