¿Qué es la pérdida auditiva unilateral y cómo afecta a la calidad de vida?

¿Qué es la pérdida auditiva unilateral y cómo afecta a la calidad de vida?

La pérdida auditiva unilateral es aquella que solo afecta a uno de los dos oídos. Es decir, las personas con esta dolencia solo sufren hipoacusia en un oído, en el otro su nivel de audición es óptimo.

La gravedad de la pérdida auditiva unilateral puede variar según su origen, pero, en general, su aparición resta calidad de vida a quienes la sufre, que sienten como su nivel de atención y de interacción social disminuye.

Además, las personas que padecen este tipo de hipoacusia tienden a no usar audífono porque consideran que les basta con un oído sano para afrontar su día a día, un error que conduce al sobre esfuerzo por captar todos los estímulos sonoros y una mayor frustración.

¿Qué provoca la pérdida auditiva unilateral?

La pérdida de audición unilateral puede estar provocada por diferentes causas. Entre las más comunes encontramos una lesión o traumatismo en la cabeza o los oídos, una infección vírica o bacteriana o patologías del sistema auditivo, como la enfermedad de Ménière. También puede ser una condición heredada, como ocurre con la hipoacusia en ambos oídos.

Una persona con una pérdida auditiva unilateral no diagnosticada notará que tiene problemas para localizar de dónde procede el sonido y para comprender las frases y mensajes de sus interlocutores en ambientes ruidosos. Ante alguno de estos síntomas, lo mejor será acudir al otorrino, quien valorará el estado general de salud de los oídos y realizará una audiometría que desvele si existe algún tipo de pérdida auditiva.

La pérdida auditiva unilateral tiene una alta incidencia en niños 

 Esta patología afecta a un porcentaje importante de niños que, o bien nacen con una deficiencia en uno de los oídos, o la desarrollan a lo largo de los primeros años de escolarización. Suele tener un origen genético o estar relacionado con afecciones maternas o infecciones o lesiones en el oído durante sus primeros años de vida.

La pérdida de audición unilateral, o incluso la sordera total en uno de los oídos, puede retrasar el desarrollo cognitivo de los niños y dificultar el reconocimiento del lenguaje.

Por ello, es esencial que padres y profesores estén atentos a posibles síntomas, como un retraso en la articulación de las primeras palabras o dificultades para localizar sonidos y señalarlos o mirar hacia ellos, un factor bastante esclarecedor en el caso de los bebés de pocos meses de vida. Gracias a estas señales, la pérdida de audición unilateral suele detectarse en edades muy tempranas, momento en que se pueden aplicar los tratamientos más adecuados y adaptar el ritmo de enseñanza a cada niño.

Tratamientos frente a la pérdida auditiva unilateral

 El tratamiento más eficaz contra este tipo de hipoacusia, según su gravedad, es el uso de audífonos o implantes auditivos. En este sentido, cuanto más pequeños sean los niños, más fácil será que se acostumbren al uso de estas ayudas a la audición. Además, actualmente contamos con múltiples tipos de audífonos que se adaptan a las necesidades de cada niño o adulto con pérdida auditiva.

Audífonos para la pérdida auditiva

Un ejemplo de ello son los audífonos con capacidad de enviar las ondas sonoras desde el oído afectado hasta el oído con buen nivel de audición sin necesidad de cables que resulten antiestéticos o incómodos para los pacientes.

A su vez es clave que todos los afectados por una pérdida de audición unilateral cuiden sus oídos, especialmente el sano, para no empeorar su estado de salud. Para ello es importante:

  • Reducir el volumen de ruido diario, tanto en casa como en la calle
  • Usar de tapones para los oídos si trabajamos en un ambiente extremadamente ruidoso, como conciertos, discotecas o edificios en construcción.
  • Una adecuada higiene de los oídos, procurando que estén siempre libres de excesos de cerumen y secos para evitar posibles infecciones.
  • Realizarse una audiometría una vez al año para mantener un control de la pérdida de audición.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *