Cuida los oídos en otoño

Cuida los oídos en otoño

La llegada del otoño se caracteriza por una serie de factores propios de esta época del año y que hacen que debamos tener especial cuidado con la salud auditiva. El cambio de temperatura que se produce en otoño es una de las principales causas de los problemas auditivos.

El frío pone en riesgo el buen estado de los oídos, ya que tienen relación con las vías respiratorias superiores. Por lo tanto, las diferentes enfermedades del sistema respiratorio propias de esta estación, como los resfriados y catarros, la gripe o la bronquitis tienen consecuencias también en la salud auditiva.

Otitis en otoño

La otitis es una de las infecciones auditivas más comunes. Se trata de la inflamación del oído medio. Se produce como consecuencia del bloqueo de las trompas de Eustaquio a causa de un resfriado o cualquier otro problema respiratorio.

Padecer otitis en otoño es común principalmente en los niños. En estos casos la otitis provoca dolor de oído, tirones de una oreja, problemas para oír, pérdida del equilibrio y fiebre. En los adultos los efectos de la otitis son más leves, ya que solo se produce dolor de oído y pérdida de audición.

Cuidados auditivos en otoño

La aparición de la otitis y otras infecciones auditivas durante el otoño tienen relación directa con el frío y las bajas temperaturas. Por ello, lo primero que se debe tener en cuenta es la exposición al frío. Es fundamental abrigarse ante el descenso de temperaturas para evitar resfriados y otros problemas respiratorios que puedan perjudicar también a la salud auditiva.

Por otra parte, se debe hacer un cuidado especial de los oídos. La higiene y limpieza de los oídos ayuda a mantenerlos en buenas condiciones y prevenir infecciones. Durante ese proceso es importante también secar los oídos para evitar que se queden húmedos y fríos.

No solo se debe cuidar la higiene de los oídos, también hay que prestar atención a los cuidados generales que incluyen principalmente el lavado de manos para evitar contraer cualquier tipo de enfermedad. Además, para fortalecer el sistema inmunitario hay que hacer referencia a también a la alimentación. Seguir una dieta equilibrada ayuda a cuidar nuestro cuerpo y prevenir enfermedades.

Para cuidar la salud auditiva es necesario adaptarse a las necesidades de cada época del año, ya que en cada una de ellas encontramos factores que pueden poner en riesgo el buen estado de los oídos. Protegerse del frío y prevenir diferentes enfermedades, principalmente las respiratorias, es clave para evitar los problemas de audición durante el otoño.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *