Una nutrición adecuada puede prevenir la pérdida auditiva

Una nutrición adecuada puede prevenir la pérdida auditiva

Una nutrición adecuada puede prevenir la pérdida auditiva
5 (100%) 1 voto

Un grupo de investigadores españoles ha revelado en su estudio, publicado en la revista Nutrients, que la nutrición tiene un papel crucial en la prevención de la pérdida auditiva. Sostiene que una terapia nutricional podría ayudar a frenar la progresión de esta patología. La pérdida de audición es un problema que suele deberse al envejecimiento y a factores ambientales o genéticos. Afecta sobre todo a personas mayores de 65 años, aunque cada vez se dan más casos en pacientes de menos edad.

El grupo de científicos ha revelado que el desarrollo y progresión de este déficit auditivo está ligado a la disponibilidad de determinados nutrientes y a su posterior metabolismo. La investigación  sostiene que la vitamina B12, el ácido fólico junto con los ácidos grasos Omega 3, poseen un papel importante de cara a prevenir la aparición de problemas auditivos.

El estudio resalta que una dieta baja en calorías minimiza el impacto negativo del envejecimiento en el organismo. La reducción calórica, siguiendo los niveles adecuados de nutrientes, puede resultar beneficiosa. Según aseveran estudios previos, este tipo de alimentación ha demostrado reducir los niveles de diabetes, obesidad y tumores en modelos animales. Este último estudio ha puesto de manifiesto que también puede resultar positiva para la prevención de enfermedades neurodegenerativas así como del mantenimiento de la capacidad auditiva. Los experimentos en modelos animales indicaron que la reducción calórica junto con la concentración de micronutrientes y macronutrientes, disminuye la pérdida auditiva aunque sea de manera parcial.

En la misma línea, los ácidos grasos Omega 3, el ácido fólico, los antioxidantes y la vitamina B12 se han posicionado como una alternativa muy prometedora. Según se refleja en los informes, podrían contribuir a disminuir la incidencia de la pérdida auditiva en una población de riesgo ya que evitan su progresión. Los científicos siguen pendientes de más avances en este campo para poder determinar acciones más concretas, pero tal y como recogen en el estudio, la relación nutrición-audición es un hecho. A día de hoy, la pérdida de audición es uno de los problemas de salud que más preocupan dado su aumento en las últimas décadas debido al envejecimiento de la población. Se estima que en 2050, más de 900 millones de personas en todo el mundo padecerán pérdida auditiva, pues así lo vaticinan las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud.

Además de los daños en la salud y en la calidad de vida que supone este déficit auditivo, los investigadores también contemplan en el estudio el gran gasto que implica para el sistema sanitario. De hecho, según otra investigación, publicada en Journal of the American Medical Association, reveló que los pacientes con una pérdida auditiva no tratada generan más costes a los sistemas nacionales de salud. En concreto, repercuten con un 26% más de gastos que los pacientes que sí se tratan estos problemas, y los gastos pueden dispararse hasta un 46% en el transcurso de una década.

¿Cómo cuidar bien la salud auditiva?

La mejor forma de mantener la audición en niveles óptimos es mediante la prevención. Es importante proteger los oídos del frío para evitar infecciones que puedan dejar secuelas. Del mismo modo, la higiene debe ser la adecuada y utilizar para limpiar las orejas espráis adecuados, no los bastoncillos, que solo empujan el cerumen hacia adentro y aumentan así el riesgo de infección. Una de las medidas más importantes que se deben llevar a cabo, es la protección frente al ruido. La exposición a sonidos fuertes es una de las principales causas de anticipación de la presbiacusia, por lo que se recomienda no exponerse de forma continuada a ruidos intensos y utilizar tapones para minimizar el impacto negativo.

Siempre es aconsejable acudir una vez al año al especialista y realizarse pruebas como la audiometría, para detectar a tiempo posibles problemas. Cuando existe pérdida auditiva, la solución más eficaz y recomendada es el uso de los audífonos. Con estos pequeños dispositivos, la persona afectada recupera salud y calidad de vida.

Además, la nueva gama de audífonos de Danavox, posee los últimos avances en tecnología auditiva como el nanorevestimiento NoPermet, que les hace más resistentes a la humedad y suciedad. También disponen de SNR espectral, un sistema que reduce el ruido de fondo, lo cual aumenta la calidad del sonido y confort extra para el usuario. Junto con estos y otros avances tecnológicos incorporados en los nuevos audífonos, Danavox ofrece una amplia variedad de tamaños y diseños para que el paciente escoja el que mejor se adapte a sus necesidades y a sus gustos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *