Fumar en el embarazo aumenta el riesgo de pérdida auditiva del bebé

Fumar en el embarazo aumenta el riesgo de pérdida auditiva del bebé

¿Qué te ha parecido?

Un estudio realizado en Japón ha demostrado que la posibilidad de que un niño desarrolle pérdida de audición aumenta hasta un 240% si la madre ha fumado antes, durante o después del embarazo. En esta investigación han participado 50.734 niños de tres años nacidos entre 2004 y 2010. De ellos, el 3,8% estuvo expuesto al tabaco solo durante el embarazo; el 15,2% eran hijos de mujeres que habían fumado antes de quedarse embarazadas; el 3,9% estuvo expuesto al humo de los cigarrillos a los 4 meses de nacer y el 0,9% lo estuvo en todos los periodos.

Este trabajo ha contribuido para demostrar que fumar en el embarazo y la exposición al tabaco en los niños está asociada con un mayor riego de discapacidad auditiva. Así, en comparación con los menores que no estuvieron expuestos a las sustancias tóxicas de los cigarros, los niños de madres fumadores tenían un 26% más de riesgo de padecer algún tipo de discapacidad auditiva. Pero no sólo eso, aquellos que estuvieron expuestos al humo del cigarrillo a los cuatro meses de nacer mostraron un 30% de posibilidades de hipoacusia infantil y, según los datos, los expuestos durante el embarazo tuvieron un 68% de riesgo de pérdida auditiva.

Los fetos de las madres que fuman durante el embarazo tienen una exposición a las sustancias nocivas del tabaco igual que las de un fumador activo. Pese a las constantes advertencias de los médicos sobre los riesgos del cigarro durante el periodo de gestación, más de un 30% de las mujeres continúan con esta adicción durante el periodo de gestación, según afirma la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

¿Cómo conseguir dejar de fumar?

La mayoría de los fumadores coincide, el primer cigarro no es una sensación placentera: tos, mareo, irritación de los ojos,… Entonces, ¿por qué continúa fumando? El tabaco contiene sustancias adictivas, lo que significa que el que lo consume necesita compulsivamente inhalar el humo del cigarro para sentirse bien. Sin embargo, es un habito

Cualquier momento es bueno para cortar con este dañino hábito, pero si te acaban de comunicar que estás embarazada, el motivo es aún más de peso. A continuación te ofrecemos algunos consejos para decirle adiós para siempre al tabaco:

  • El primer paso es tomar la decisión. Hay que estar concienciado de que se quiere dejar el tabaco para poder lograrlo.
  • Acudir al especialista. El experto lo primero que hará es evaluar el grado de adicción que se tiene y ofrecerá consejos y, en algunos casos medicamentos, que ayuden a superar el llamado “mono”.
  • El apoyo de familiares y amigos es importante en la fase del abandono. Por eso es preciso hablar con ellos, exponer el problema y esperar comprensión por su parte.
  • Buscar información sobre los beneficios de dejar el tabaco puede ayudar a encontrar la motivación: control de la frecuencia cardiaca y arterial; se reduce la tos, la fatiga y el riesgo de enfermedades respiratorias; El riesgo de padecer tumores comienza a reducirse, etc.
  • Practicar deporte ayuda a mejorar el bienestar y regula la ansiedad.
  • Hay que encontrar alternativas para evitar fumar en determinados momentos como después de la comida, durante el café o té, etc.
  • Es normal perder la concentración las dos primeras semanas, si ocurre, no hay que agobiarse. Hay que parase, relajarse y si fuera necesario, darse un paseo.
  • Sobre todo, hay que mantener durante todo el proceso una actitud positiva.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *