Llega el verano y vuelve la otitis: consejos para prevenir la infección de oídos

Llega el verano y vuelve la otitis: consejos para prevenir la infección de oídos

Otitis en verano

En el verano aumenta el riesgo de otitis debido a los baños en playas y piscinas y al incremento de las temperaturas. Concretamente, se estima que más del 80% de las otitis se producen en esta época del año. Además de por pasar un mayor tiempo con los oídos mojados, también influyen la calidad del agua y la edad, ya que los niños son más propensos a sufrirlas. Desde Quiero Oír te explicamos cómo se pueden prevenir las otitis este y todos los veranos.

Como punto de partida, debemos saber que la otitis propia del verano es la clasificada como otitis externa, ya que afecta a la parte exterior del oído. La continua humedad y el calor inducen el desarrollo de las bacterias causantes de la infección.

Ante posible dolor, picor o taponamiento en los oídos es recomendable acudir al médico para recibir el tratamiento adecuado. Sobre todo, en el caso de los niños, que pueden desarrollar una mastoiditis si la infección no es bien tratada. A su vez, se recomienda a las personas que tienden a la otitis recurrente acudir al especialista al principio del verano para tener los oídos en las mejores condiciones posibles.

Cómo prevenir la otitis en niños y adultos

La principal recomendación es mantener los oídos limpios y secos para evitar la proliferación de bacterias. Para secarlos, puedes emplear un secador de pelo a una distancia prudencial y por unos pocos segundos. Además, puedes poner en práctica las siguientes recomendaciones:

  • Reducir el tiempo de inmersión en la medida de lo posible. Aplicable sobre todo a los niños y las personas que practican buceo o submarinismo.
  • Evitar los baños en aguas contaminadas o de calidad dudosa. Esto puede provocar la entrada de bacterias al canal auditivo.
  • Si el agua queda retenida en el conducto auditivo, se pueden aplicar unas gotas para favorecer su expulsión.

Recuerda además que, para limpiar los oídos, no se deben usar bastoncillos ni objetos punzantes, ya que pueden dañar el tímpano.

Uso de tapones para los oídos

Para las personas que tienden a sufrir otitis de forma reincidente también es beneficioso emplear tapones en playas y piscinas para impedir el acceso del agua. Estos tapones solo se deben usar en el momento del baño. Después, se deben retirar y secar bien los oídos. El uso de tapones de forma excesiva puede producir el efecto contrario al impedir la ventilación del canal auditivo.

Tratamiento de la otitis externa

Generalmente, la otitis se cura de forma sencilla con tratamiento analgésico para el dolor, antiinflamatorio o con gotas tópicas antibióticas, si llegara a ser necesario. En uno o dos días es normal comenzar a sentirse mejor, sobre todo por la remisión del dolor. Si no se trata de forma adecuada, la infección puede empeorar y provocar fiebre y la supuración del oído.

Una vez que el otorrino confirme que los oídos de niños y adultos están en un buen estado de salud, será importante realizar una limpieza del conducto auditivo. Más aún en el caso de las personas que usen audífonos, para quienes el mantenimiento de la higiene de los oídos y los dispositivos es fundamental.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *