¿Puede el exceso de cerumen causar pérdidas de audición?

¿Puede el exceso de cerumen causar pérdidas de audición?

¿Qué te ha parecido?

La respuesta a esta pregunta es que sí. El cerumen, la cera de los oídos, es una sustancia producida por el cuerpo humano con una función muy concreta: evitar las infecciones, como las temidas otitis. Sin embargo, su excesiva acumulación puede llegar a formar tapones que dificulten la percepción de los sonidos, por lo que la persona que los tiene puede llegar a pensar que padece hipoacusia o que se está quedando sorda.

La buena noticia es que esta pérdida de audición es reversible. Un examen del conducto auditivo realizado por el especialista en audición revelará la causa del problema. La aplicación de sustancias que disuelvan el cerumen acumulado facilitará la expulsión del mismo. No obstante, tratar de eliminar el tapón introduciendo objetos en el canal auditivo puede provocar daños en el tímpano que sí tengan un impacto negativo permanente en la capacidad auditiva.

Los tapones pueden formarse por varias causas, pero la principal es una higiene auditiva inadecuada. Y no solo por dejadez o una falta de higiene, que también. Mucha gente aún recurre al uso de bastoncillos de algodón para intentar limpiar el interior del conducto auditivo, pero esta práctica lo que en realidad produce es que el cerumen que el propio oído está llevando al exterior se introduzca de nuevo en el canal y se compacte.

También hay factores biológicos que pueden favorecer la aparición de tapones de cera. Algunas personas producen una mayor cantidad de cerumen que otras, o pueden tener un conducto auditivo más estrecho de lo habitual o sufrir alguna deformación. También una irritación de la zona puede provocar su inflamación o que se produzca una acumulación temporalmente más acusada de cerumen.

La pérdida de audición debida a un tapón de cera puede ser repentina, pero en algunos casos la acumulación gradual de cerumen pasa inadvertida, causando una progresiva disminución de la capacidad auditiva que puede ser confundida con una hipoacusia o sordera. En estos casos, la persona que sufre la pérdida de audición puede que no llegue a buscar una solución al problema hasta que dicha pérdida no tenga un impacto significativo en su capacidad de comunicarse. Según datos de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, menos del 8% de los pacientes busca una solución a su problema.

Aparte de las dificultades para oír, los tapones de cera también provocan otra serie de síntomas, como mareos, y la sensación de presión en el interior del oído, que puede ir acompañada de picor o incluso dolor. Algunas personas también experimentan pitidos o Tinnitus

Recuerda que el uso de audífonos puede alterar el flujo normal de expulsión del cerumen, por lo que es muy importante llevar unas adecuadas medidas de higiene, tanto del oído como del aparato. Las personas que recurren a este tipo de dispositivos para mejorar su audición deberán prestar especial atención a este aspecto y acudir a su experto de referencia ante cualquier síntoma de pérdida auditiva.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *