¿Cómo afectan los nuevos auriculares a la salud auditiva?

¿Cómo afectan los nuevos auriculares a la salud auditiva?

Auriculares y sordera

El uso de auriculares inalámbricos con tecnología Bluetooth se ha extendido en los últimos años entre usuarios de distintas edades. Además de ofrecer una mayor comodidad a la hora de movernos o realizar otras tareas, cuentan con tecnología de cancelación de ruido externo para evitar que otros sonidos se cuele en nuestra música, podcast o contenidos de interés.

¿Cómo influye la cancelación del ruido en el oído?

En base a la experiencia de los usuarios, el uso de auriculares con cancelación de ruido puede ser una buena opción para proteger la salud de los oídos. Esto se debe a que, cuando el ruido ambiente es muy elevado, tendemos a subir el volumen del reproductor, aumentando los decibelios a los que se exponen nuestros oídos.

Estos auriculares, al bloquear los ruidos externos, como el tráfico, las obras de calles o edificios en construcción o incluso los sonidos dentro de la propia vivienda, reducen las posibilidades de tener que aumentar más el volumen para obviarlos.

Su funcionamiento se basa en la emisión de ondas acústicas inversas que bloquean los sonidos del exterior. A su vez, este tipo de dispositivos concentran el sonido hacia los oídos de los usuarios, de tal forma que las personas que estén alrededor no se vean afectadas. Un beneficio que repercute en la salud auditiva y el bienestar de todos

Riesgos del uso continuo de auriculares 

A pesar de ello, no podemos olvidar que el uso prolongado de auriculares a un volumen excesivamente alto puede provocar daños permanentes en nuestro sistema auditivo, como indica la Organización Mundial de la Salud en su informe “Escuchar sin riesgos”. Así, la exposición prolongada a sonidos de más de 110 decibelios puede provocar una pérdida de audición que puede ir empeorando con el tiempo si se no se trata de forma adecuada y se reduce la exposición al ruido.

A esto se suma que, generalmente, la pérdida auditiva va progresando de forma tan lenta que no nos damos cuenta de que estamos perdiendo sensibilidad en uno o en ambos oídos hasta que presenta una mayor gravedad. Según el grado de la pérdida de audición la mejor solución será el uso de audífonos en el día a día para mejorar la percepción de sonidos en cualquier frecuencia de emisión

También puede ocurrir que esta exposición continua a sonidos excesivamente altos provoque la aparición de tinnitus, ese zumbido dentro del oído que puede llegar a condicionar la calidad de vida de los pacientes al afectar a su concentración y atención. Un problema que es cada vez más común entre los adolescentes.

Consejos para el uso de auriculares de forma segura

Mantener el volumen de los dispositivos

ya sean móviles u otros dispositivos de reproducción de música, por debajo del 60% del nivel del volumen máximo que alcanzan. Una recomendación aplicable sobre todo a los nuevos smartphones que disponen de mejores sistemas de sonido y permiten subir el volumen por encima de los 110 decibelios máximos recomendados.

Limitar el tiempo de uso de los auriculares

La recomendación de los otorrinos es reducir el tiempo de exposición al sonido a 60 minutos. Después de este periodo es aconsejable descansar y favorecer la recuperación de los oídos tras el impacto recibido.

Hacer uso de auriculares que cubran todo el pabellón auditivo

que tengan orejeras. Además de ofrecer una mayor comodidad, suponen un menor daño para el oído interno. Por el contrario, los auriculares que se insertan en el oído provocan que las ondas sonoras impacten con más fuerza sobre el tímpano.

Evitar compartir los auriculares con otras personas

para reducir el riesgo de infecciones. Los auriculares pueden acumular bacterias en su interior que se traspasan de unas a otras personas.

Además de seguir estos consejos, recomendamos acudir a una revisión de los oídos una vez al año para verificar que no se han producido daños en las estructuras del canal auditivo. Si el profesional sanitario lo considera necesario, puede solicitar también la realización de una audiometría con la que medir los niveles de audición del paciente y descartar posibles pérdidas auditivas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *